Agua mineral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El agua mineral es agua que contiene minerales u otras sustancias disueltas que alteran su sabor o le dan un valor terapéutico. Sales, compuestos sulfurados y gases están entre las sustancias que pueden estar disueltas en el agua; esta puede ser, en ocasiones, efervescente. El agua mineral puede ser preparada o puede producirse naturalmente.

Tradicionalmente el agua mineral era usada o consumida en su fuente, lo que comúnmente se conocía como tomar las aguas o tomar la cura, y dichos sitios eran referidos como spas, baños o pozos. Spa se usaba cuando el agua era consumida y usada en baños, baños cuando el agua no era consumida generalizadamente, y pozo cuando el agua no se usaba generalmente en baños. Frecuentemente un activo centro turístico crecería alrededor de un sitio de aguas minerales (aun en tiempos antiguos; véase Bath). Tales desarrollos turísticos resultaron en pueblos spa y hoteles hidrópatas (usualmente abreviados como Hidros).

En tiempos modernos, es mucho más común que las aguas minerales sean embotelladas en la fuente y distribuidas para su consumo. Viajar a las fuentes de aguas minerales para acceder directamente a ellas es ahora poco común, y en muchos casos no es posible (debido a derechos de propiedad comerciales exclusivos). Hay más de 3000 marcas de agua mineral disponibles comercialmente a nivel mundial.[1]

Origen[editar]

El agua mineral es el agua que se extrae del sub-suelo ya mineralizada naturalmente desde su origen, debido a los materiales por los cuales atraviesa y mientras más profunda se encuentre la fuente más pura será, esto se debe a que está más alejada de la contaminación microbiológica y química de la superficie terrestre, y esto es una de las características principales para que un agua pueda considerarse mineral natural.

Una de las mayores diferencias que podemos encontrar entre una agua natural y un agua mineral natural es el sabor, el olor y su contenido de mineralización. Estas características son proporcionadas por las rocas y arenas por la cuales en la mayoría de los casos son filtradas y le dan un toque único y especial a cada agua dependiendo de la zona que es extraída.

Contenidos minerales[editar]

Agua mineral ligeramente carbonatada.
Fuente de agua ferruginosa.

Según su contenido mineral se clasifica el agua como:

Mineralización muy débil: su residuo seco (minerales totales presentes) es de hasta 50 mg/l.
Mineralización débil: son aquellas que contienen menos de 500 mg/l.
Mineralización fuerte: contiene más de 1.500 mg/l de residuo seco.
Bicarbonatada: Contiene más de 600 mg/l de bicarbonatos.
Sulfatada: Contiene más de 200 mg/l de sulfatos.
Clorurada: Tiene más de 200 mg/l de cloruro.
Cálcica: Contiene más de 150 mg/l de calcio.
Ferruginosa: Contiene más de 1 mg/l de hierro.
Acidulada:-Contiene más de 250 mg/l de CO2.
Sódica: Tiene un contenido mayor a 200 mg/l de sodio.
Magnésica: Su contenido supera los 50 mg/l de magnesio.
Fluorada: Contiene más de 1 mg/l de fluoruros.

Beneficios al ser humano[editar]

Beneficios que estos minerales aportan a nuestro cuerpo:

  • Calcio: Ayuda a fortalecer huesos y dientes. También ayuda a dar tono muscular y controla la irritabilidad nerviosa.
  • Magnesio: Ayuda a la relajación muscular, es un calmante y energizante natural, también participa en el equilibrio energético de las neuronas, manteniendo así sano al sistema nervioso. Ayuda a fijar el calcio y fósforo en dientes y huesos participa en el equilibrio hormonal, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, a tener una relajación óptima y al sueño, así como a controlar la flora intestinal.
  • Sodio: es muy importante en el metabolismo celular, participa en las transmisiones de impulsos nerviosos y en las contracciones musculares.
  • Hierro: Ayudan a la correcta oxigenación tisular y ayuda a oxigenar a las células.
  • Cloruro: Participa en la transportación de oxígeno a las células, mantiene el correcto nivel de pH en los jugos gástricos y estabiliza los fluidos corporales.
  • Fluoruro: Fortalece el esmalte previniendo enfermedades de los dientes. El exceso de este compuesto es tóxico y puede provocar fluorosis, con el efecto opuesto al que buscábamos, ya que debilita el esmalte (provocando más caries), y debilita nuestros huesos (descalcificación y osteoporosis).
  • Bicarbonato: Ayudan a la digestión y neutraliza la secreción gástrica.
  • Sulfatos: Ayudan al aparato digestivo en general y a la piel.
  • Potasio: No genera un beneficio notable debido a su ínfima cantidad.

Industria[editar]

El agua mineral natural en la actualidad está siendo utilizada como un producto de lujo ya que, además de los diferentes orígenes y formas de extracción, la industria está aprovechando para darle un toque de exclusividad a través de sus botellas de diseño.

Controversia[editar]

Muchas empresas dedicadas a la extracción, fabricación y explotación de este recurso natural están dando falsos testimonios del origen, propiedades y clasificación específica de su producto. Algunas empresas pueden denominar a su producto como agua natural mineral, siendo que en realidad están embotellando "agua purificada" habiendo gran diferencia entre estas.[2]

Notas[editar]

En muchos países de habla hispana es comúnmente utilizado el término beber "agua mineral" refiriéndose al "agua purificada", "agua desmineralizada" o "agua sin gas", precisamente el agua mineral contiene estos minerales que la caracterizan y que producen el gas en el agua. Si se quita el gas al agua mineral esta queda con un sabor diferente al "agua purificada" o "agua desmineralizada". La forma correcta para referirse a las aguas es "Agua mineral" si se desea beber agua con gas o "Agua purificada, desmineralizada o simplemente Agua" para referirse al agua sin gas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]