Agua de Jamaica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Agua de jamaica.jpg

El agua de Jamaica, agua de flor de Jamaica o té de hibisco es una infusión hecha de cálices (sépalos) de la rosa de Jamaica (Hibiscus sabdariffa). Se trata de una tisana que se toma tanto fría como caliente en todo el mundo. Tiene un sabor agrio, parecido al del arándano, añadiéndose a menudo azúcar para endulzarlo. Contiene vitamina C oligoelementos, usándose tradicionalmente como remedio suave.

Contiene de un 15 a un 30% de ácidos orgánicos, incluyendo ácido cítrico, maleico y tartárico. También contiene polisacáridos acídicos y glucósidos flavonoides, como cianidina y delfinidina, que le dan su característico color rojo oscuro.

Cálices secos de hibisco.

El agua de flor de Jamaica es popular en Jamaica, México, Centroamérica y partes de Sudamérica y el Caribe. Es una de las aguas frescas o bebidas baratas hechas típicamente a partir de zumo fresco o extractos. El agua de flor de Jamaica suele prepararse macerando los cálices (junto con jengibre en Jamaica) en agua hirviendo, colando la mezcla y prensando los cálices (para extraer todo su jugo), añadiendo azúcar (a veces también un poco de ron en Jamaica) y removiendo.[1] Se sirve fría.

En el Caribe la bebida, llamada "sorra", se hace a partir de la fruta fresca, y se considera parte integrante de las fiestas navideñas. La Carib Brewery, una cervecera de Trinidad y Tobago, produce una Sorrel Shandy combinando la tisana con cerveza.

En Panamá, donde tanto las flores como la bebida se llaman saril (de la palabra jamaicana sorrel), se prepara hirviendo los cálices con jengibre picado, azúcar, clavo, canela y nuez moscada. Se toma tradicionalmente por Navidad y Año Nuevo.

Los cálices secos de hibisco han estado disponibles desde hace mucho en tiendas de alimentos saludables de los Estados Unidos para preparar este té, especialmente en California y otras regiones influenciadas por las costumbres mexicanas. La flor de Jamaica tiene fama de ser una suave diurético natural.[2]

En Oriente Medio y África[editar]

El karkady o karkade (árabe: كَركَديه) se sirve caliente o frío con hielo. En este último caso suele llamarse einab. Es muy popular en algunas partes de Oriente Medio, y especialmente en el Norte de África. Se dice que esta bebida se consumía en el antiguo Egipto, siendo preferida por los faraones. En Egipto y Sudán, es tradicional brindar en las celebraciones de boda con un vaso de té de hibisco. En una calle típica del centro de El Cairo pueden encontrarse muchos vendedores y cafeterías al aire libre que venden la bebida tanto a parroquianos como a turistas.[3]

En África, especialmente en el Sahína, el té de hibisco suele venderse por la calle y las flores secas se encuentran en todos los mercados. Variantes de la bebida son populares en África occidental y central. En Senegal, el bissap es considerada la «bebida nacional». Algunas recetas similares son el wanjo en Gambia, el dabileni en Mali y el zobo o tsobo en el norte de Nigeria.[4] El té de hibisco es especialmente popular en Sudán, donde se bebe más que el auténtico y a menudo se prepara remojando los cálices en agua fría varios días y luego colando el resultado.[3] También es frecuente aromatizarlo con menta o jengibre en África occidental.

En Italia[editar]

En Italia, el té, conocido como "Carcadè" o "Té de la italiana", es por lo general toma frío y muchas veces azucarada con jugo de limón recién exprimido. Introducido mientras que Eritrea era una colonia italiana (1860-1941), una vez su uso era mucho más extendido. Mussolini promueve el hábito de beber Carcade en vez de té Inglés, después de que las sanciones por la guerra en Etiopía afectó a Italia. Entre los países europeos pre Italia sigue siendo uno de los mayores consumidores de Carcade.

Estudios médicos[editar]

Un estudio publicado en el Journal of Human Hypertension demostraba que beber té de hibisco puede reducir la hipertensión en pacientes con diabetes de tipo 2. Los resultados del estudio demostraban que la presión sistólica media de quienes bebían té de hibisco bajó de 17,97 kPa al comienzo del estudio a 15,03 kPa al final, un mes después.[5]

Un estudio sobre 65 sujetos publicado en 2009 halló que 3 tazas de té de hibisco diarias durante 6 semanas reducía la presión sistólica en 7 mmHg en pacientes prehipertensos y algo hipertensos. En aquellos cuya presión sistólica superaba los 129 mmHg, la reducción era de casi 14 mmHg. El autor principal del estudio señaló que las flores de hibisco contienen antocianinas, que se creen son compuestos activos contra la hipertensión, al actuar como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA).[6] [7]

Un estudio publicada en 2007 comparaba los efectos del Hibiscus sabdariffa L. con los del lisinopril sobre pacientes hipertensos. El hibisco «decrementó la presión sanguínea de 146,48/97,77 a 129,89/85,96 mmHg, logrando una reducción absoluta de 17,14/11,97 mmHg (11,58/12,21%, p < 0,05).» «Las reducciones [de la presión sanguínea] y la efectividad terapéutica fueron inferiores a las obtenidas con el lisinopril (p < 0,05).» Los autores concluyeron que el hibisco «ejerció una importante efectividad antihipertensora con un amplio margen de tolerancia y seguridad, al mismo tiempo que también redujo significativamente la actividad de la ECA en plasma y demostró una tendencia a reducir las concentraciones de sodio (Na) en suero sin modificar los niveles de potasio (K).» Atribuyeron el efecto reductor de la presión sanguínea del hibisco a su efecto diurético y su habilidad para inhibir la enzima convertidora de angiotensina mediante la presencia de anticianinas.[8]

Un estudio de 2004 comparó la efectividad del hibisco con la droga inhibidora de la ECA captopril. Los autores hallaron que «los datos obtenidos confirman que el extracto de H. sabdariffa, estandarizado sobre 9,6 mg de total de anticianinas, y 50 mg de captopril diarios, no muestran diferencias significativas sobre el efecto hipotensor, efectividad antihipertensora ni tolerabilidad.»[9]

Notas[editar]

  1. Swanson, Heidi (6 de junio de 2005). «The Jamaica Flower Iced Tea Recipe» (en inglés). 101 Cookbooks. Consultado el 1 de junio de 2008.
  2. Duke, James (1983). «Hibiscus sabdariffa L.». Purdue Universitarios Central por nuevas corporaciones y Plantaciones Producciones.
  3. a b Feeney, John (septiembre-octubre de 2001). «The Red Tea of Egypt» (en inglés). Saudi Aramco World (Saudi Aramco). http://saudiaramcoworld.com/issue/200105/the.red.tea.of.egypt.htm. Consultado el 1 de junio de 2008. 
  4. «Jus de Bissap» (en inglés). The Congo Cookbook. Consultado el 18 de mayo de 2010.
  5. H Mozaffari-Khosravi, B-A Jalali-Khanabadi, M Afkhami-Ardekani, F Fatehi and M Noori-Shadkam (enero de 2009). «The effects of sour tea (Hibiscus sabdariffa) on hypertension in patients with type II diabetes». Journal of Human Hypertension (23):  pp. 48-54. doi:10.1038/jhh.2008.100. http://www.nature.com/jhh/journal/v23/n1/full/jhh2008100a.html. 
  6. Diane L. McKay, C-Y. Oliver Chen, Edward Saltzman, Jeffrey B. Blumberg (16 de diciembre de 2009). «Hibiscus sabdariffa L. tea (tisane) lowers blood pressure in prehypertensive and mildly hypertensive adult». Journal of Nutrition 40 (2):  pp. 298-303. doi:10.3945/jn.109.115097. http://jn.nutrition.org/cgi/content/abstract/140/2/298. 
  7. Susan Jeffrey (11 de noviembre de 2008). AHA 2008: Hibiscus Tea Reduces Blood Pressure. http://web.archive.org/web/http://www.medscape.com/viewarticle/583351. 
  8. Herrera-Arellano A, Miranda-Sánchez J, Avila-Castro P, et al. (enero de 2007). «Clinical effects produced by a standardized herbal medicinal product of Hibiscus sabdariffa on patients with hypertension. A randomized, double-blind, lisinopril-controlled clinical trial». Planta Med. 73 (1):  pp. 6–12. doi:10.1055/s-2006-957065. PMID 17315307. 
  9. Herrera-Arellano A, Flores-Romero S, Chávez-Soto MA, Tortoriello J (julio de 2004). «Effectiveness and tolerability of a standardized extract from Hibiscus sabdariffa in patients with mild to moderate hypertension: a controlled and randomized clinical trial». Phytomedicine 11 (5):  pp. 375–82. PMID 15330492. 

Enlaces externos[editar]