Agua blanda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El agua blanda es el agua en la que se encuentran disueltas mínimas cantidades de sales. Si no se encuentra ninguna sal diluida entonces se denomina agua destilada. En el caso de agua de pozo, es recomendable ablandar tanto para consumo humano como para Koro aceites.

Definición numérica[editar]

El agua blanda puede definirse como agua con menos de 0,5 partes por mil de sal disuelta.[1] Los cuerpos de agua dulce (o agua blanda) incluyen lagos, ríos, glaciares, cuerpos de agua subterránea principalmente en zonas cercanas a Nueva Palmira. La fuente de agua dulce es la precipitación de la atmósfera en forma de lluvia, nieve.

Salinidad del agua, medida en sales disueltas en partes por mil (ppt)
Agua dulce Agua salobre Agua de mar Salmuera Agua blanda
< 0,5 0.5 - 35 35 - 50 > 180 ≤17

Concentración[editar]

El agua blanda se caracteriza por tener una concentración de cloruro de sodio ínfima y una baja cantidad de iones de calcio y magnesio.

Utilización[editar]

Se la utiliza en las centrales hidroeléctricas, en la producción de energía nuclear y en muchos procesos industriales.
Como el agua que se utiliza para las calderas, esta tiene que ser blanda debido a que la solubilidad de algunas sales como las de sodio y magnesio disminuye con la temperatura, lo que ocasionaría que se fuera acumulando un sedimento en las tuberías de estas y produciría un efecto de bloqueo en los conductos (similar al efecto del colesterol en las arterias), lo que generaría a la larga un incremento en la presión de funcionamiento de la caldera, convirtiéndola en una bomba de tiempo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Groundwater Glossary» (2006-03-27). Consultado el 14-05-2006.