Adolfo de Nassau

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Adolfo de Nassau.

Adolfo de Nassau (12552 de julio de 1298) fue rey de Alemania desde 1292 hasta 1298, conde de Nassau en Wiesbaden, Idstein y Weilburg, y landgrave de Turingia.

Adolfo de Nassau era miembro de la pequeña nobleza. Nació sobre el año 1255 y era hijo del conde Walram II de Nassau y de Adelheid de Katzenelnbogen. No tuvo ninguna influencia ni poder, y fue elegido Rey de Romanos debido a la preferencia de los electores por un débil gobernante. Su elección fue en gran parte asegurada a través de la influencia del arzobispo-elector de Maguncia y Colonia[1] . Fue coronado Rey de Romanos (Rey de Alemania) el 2 de junio de 1292 en Aquisgrán. Nunca fue coronado por el Papa en Roma, que le tenía que haber asegurado su título de Emperador.

Fundó el convento de Clarenthal cerca de Wiesbaden en 1296.

Por sus intentos de reclamar territorios en Turingia, sus partidarios cambiaron de opinión, y en su lugar eligieron a Alberto I de Habsburgo en 1298. Adolfo se negó a aceptar la decisión y por ello fue muerto en la Batalla de Göllheim (cerca de Espira) contra Alberto I de Habsburgo el 2 de julio de 1298.

"Un incondicional pero necesario Señor" le llamó Carlyle.

Familia e hijos[editar]

Se casó con Imagina de Isenburg-Limburg, hija de Gerlach I de Isenburg e Imagina de Blieskastel. Sus hijos fueron:

Referencias[editar]

  1. a b Herde (1995). p. 516.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Walram II
Conde de Nassau
12761298
Sucesor:
Gerlach I
y
Walram III
Predecesor:
Rodolfo I
Rey de romanos
1292 - 1298
Sucesor:
Alberto I