Acuerdos de San Andrés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fragmentos del Pronunciamiento Conjunto que el Gobierno Federal y el EZLN enviarán a las Instancias de Debate y Decisión Nacional http://www.ezln.org/san_andres/documento_1.htm

  • DE LOS COMPROMISOS

El Estado debe promover el reconocimiento, como garantía constitucional, del derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas.

  • DE LAS CONCLUSIONES

El Gobierno Federal asume el compromiso de construir, con los diferentes sectores de la sociedad y en un nuevo federalismo, un nuevo pacto social que modifique de raíz las relaciones sociales, políticas, económicas y culturales con los pueblos indígenas. El pacto debe erradicar las formas cotidianas y de vida pública que generan y reproducen la subordinación, desigualdad y discriminación, y debe hacer efectivos los derechos y garantías que les corresponden: derecho a su diferencia cultural; derecho a su hábitat: uso y disfrute del territorio, conforme al artículo 13.2. del Convenio 169 de la OIT; derecho a su autogestión política comunitaria; derecho al desarrollo de su cultura; derecho a sus sistemas de producción tradicionales; derecho a la gestión y ejecución de sus propios proyectos de desarrollo.

Los Acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígena son un documento que el gobierno de México firmó con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional el 16 de febrero de 1996 para comprometerse a modificar la Constitución nacional para otorgar derechos, incluyendo autonomía, a los Pueblos Indígenas de México y atender las demandas en materia de justicia e igualdad para los pueblos indígenas y los pobres del país.

La firma de estos acuerdos ocurrió en el poblado de San Andrés Larráinzar, Chiapas, después de varios años de negociaciones a raíz del levantamiento zapatista del 1 de enero de 1994.

Proceso[editar]

Entre 1995 y 1996, San Andrés Sakamch’en sería escenario de uno de los ejercicios más democráticos que se tenga memoria en la historia reciente de México. Gobierno y EZLN construirían entre estires y aflojes, pero de cara a la sociedad, las propuestas que luego tendrían que verse convertidas en acuerdos para firmar la paz. Para ello, tanto los delegados gubernamentales como los zapatistas se hicieron acompañar de asesores expertos para cada uno de los temas en las mesas; a saber:

  1. Derechos y Cultura Indígena.
  2. Democracia y Justicia.
  3. Bienestar y Desarrollo.
  4. Conciliación en Chiapas.
  5. Derechos de la Mujer en Chiapas.

El año de 1996 llegaría con la respuesta política del EZLN acerca de los resultados de la Consulta Nacional e Internacional por la Paz y la Democracia y con la firma de los acuerdos de la primera de las seis mesas. Estos compromisos serían conocidos como los Acuerdos de San Andrés. La propuesta de ley (que sería elaborada por la COCOPA, una comisión de legisladores de las dos cámaras federales y del congreso local) significaría, entre otros aspectos, el reconociendo constitucional a las comunidades y pueblos indígenas como entidades de derecho público, brindando la posibilidad de que por primera vez en la historia del llamado México Independiente los pueblos indígenas pudieran elegir libre y democráticamente a sus representantes, como lo venían haciendo otros sectores de la población.

Propuesta de ley[editar]

La propuesta de ley presentada por la Comisión de Concordia y Pacificación del Congreso de la Unión, la mencionada COCOPA, Juan Vargas Macias no recogía en su totalidad los Acuerdos de San Andrés, firmados tanto por la delegación gubernamental como por la zapatista; los legisladores dijeron a ambas partes que lo presentado era lo mejor que podían hacer. El EZLN, dejando en claro que no estaba satisfecho del todo con la propuesta pero mostrando voluntad política, la aceptó en una etapa temprana del desarrollo de la misma.[1]

Por su parte, el Ejecutivo federal, a través del entonces secretario de Gobernación, Emilio Chuayffet aceptó pero reservó la última palabra al presidente Zedillo, quien finalmente la desechó al enviar al Congreso una propuesta similar a la presentada por COCOPA que difería a lo firmado en San Andrés. En la definición del "indígena", se cambia de Sujeto de derecho en los Acuerdos de San Andrés, a Sujetos de especial protección que era reservado para ancianos, niños y personas con capacidades diferentes; el reconocimiento de Sujeto de derecho significaría legalmente la autonomía indígena, en concordanza con la resolución de la OIT.[2]

Referencias[editar]

  1. Wikisource contributors (7 de febrero de 2007). «Quinta Declaración de la Selva Lacandona» (en español). Consultado el 21 de febrero de 2014.
  2. http://www.cedoz.org/site/content.php?doc=379

Enlaces externos[editar]