Acuerdos de Oslo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Isaac Rabin, Bill Clinton y Yasser Arafat durante los Acuerdos de Oslo, 13 de septiembre de 1993.

Los Acuerdos de Oslo de 1993 (oficialmente Declaración de Principios sobre las Disposiciones relacionadas con un Gobierno Autónomo Provisional)[1] fueron una serie de acuerdos firmados entre el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), y está diseñado para ofrecer una solución permanente en el conflicto palestino-israelí.

Trasfondo[editar]

Las negociaciones sobre el acuerdo, resultado de la Conferencia de Madrid de 1991, que se llevaron a cabo en Oslo, Noruega.

Firma de los Acuerdos[editar]

Estos Acuerdos fueron firmados por Mahmoud Abbas, de la OLP, el Ministro de Relaciones Exteriores, Shimon Peres por Israel, la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Warren Christopher y el canciller Andréi Kozyrev por Rusia el 13 de septiembre de 1993,[1] en presencia del representante de la OLP, Yasser Arafat, el Primer Ministro de Israel, Yitzhak Rabin y el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, en una ceremonia oficial y pública en Washington, DC.[2]

Contenido[editar]

Los acuerdos implicaban que debía haber un período de transición de cinco años durante el cual se negociaría un acuerdo permanente, y durante ese período, el gobierno israelí se mantendría como el único responsable de los asuntos exteriores, la defensa nacional y las fronteras. En este sentido, Israel seguirá siendo responsable de la seguridad en las fronteras internacionales y los puntos de cruce con Egipto y Jordania. Israel también conservaría la responsabilidad de la seguridad de los israelíes en Cisjordania y la Franja de Gaza, los asentamientos israelíes en esas zonas, y la libertad de movimiento en las carreteras.[2]

La Declaración cuenta con un principio de acuerdo que prevé la creación de un autogobierno interino palestino, la Autoridad Nacional Palestina (ANP), transfiriéndole a estos los poderes y responsabilidades en Cisjordania y la Franja de Gaza. Las competencias transferidas a la Autoridad Palestina en determinadas áreas de estas dos regiones consistían en materia educativa, cultura, salud, bienestar social, tributación directa, turismo y el establecimiento de una policía palestina.

Los acuerdos establecen específicamente que las cuestiones de estatus permanente, como Jerusalén, los refugiados palestinos, los asentamientos israelíes, la seguridad y las fronteras sean excluidas de las disposiciones provisionales y que el resultado de las negociaciones sobre el estatus permanente no debe prejuzgar ni desvirtuar los acuerdos provisionales.

La posición de Israel con respecto a Jerusalén no ha cambiado. Cuando los acuerdos se firmaron, el ​​Primer Ministro Rabin declaró que "Jerusalén es la antigua y eterna capital del pueblo judío", con Jerusalén unida bajo soberanía israelí y con libertad religiosa para todos.[2]

Este fue el primer encuentro para acuerdos bilaterales entre el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Artículos[editar]

Los acuerdos incluían 17 artículos, 4 anexos, y varias actas. El siguiente es un sumario de las mismas:

Artículo 1: Meta de las negociaciones[editar]

La meta de las negociaciones Palestina-israelíes en el proceso de paz de Oriente Medio es establecer un gobierno interino palestino y un consejo eligiendo la gente de Cisjordania y de la Franja de Gaza durante el periodo de transición no excedente de cinco años, para el cumplimiento de la resolución 242 del consejo de las Naciones Unidas.

Artículo 2: Marco para el periodo interino[editar]

El marco acordado para el periodo interino estaba en el 4º en la declaración de principios.

Artículo 3: Elecciones palestinas[editar]

En tanto que los Palestinos deberían gobernarse a sí mismos de acuerdo con principios democráticos, se celebrarían elecciones libres, directas y universales para el consejo, bajo supervisión internacional. La policía palestina mantendría el orden mientras tanto.

Artículo 4: Jurisdicción del consejo palestino[editar]

La jurisdicción del consejo palestino abarcaría Cisjordania y la franja de Gaza, excepto en aquellos asuntos que serían negociados y definidos en el estatus permanente. Ambos bandos consideraban Cisjordania y Gaza como una unidad territorial.

Artículo 5: Transición y estatus permanente[editar]

El periodo transitorio de 5 años comenzaría con la retirada de la Franja de Gaza y la zona de Jericó. Las negociaciones entre Israel y los representantes palestinos comenzarían en cuanto fuera posible. Se entiende, pues, que estas negociaciones deberían aclarar los puntos ambiguos: Jerusalén, los refugiados, cuestiones de seguridad, fronteras y cooperación etc.

Artículo 6: Transferencia de poderes[editar]

Baja la entrada en vigor de la declaración de Principios y la retirada de la Franja de Gaza y Jericó, las fuerzas armadas de Israel cederían su autoridad a la administración civil palestina en: educación y cultura, salud, seguridad social, impuestos, aduanas y turismo.

Artículo 7: acuerdo interino[editar]

Las delegaciones israelíes y palestinas negociarán el acuerdo durante el periodo de gobierno interino que especificará la estructura del consejo, las cesiones de poder y responsabilidades del ejército de Israel, su autoridad sobre el puerto de Gaza, sobre el Banco del desarrollo, la promoción de las exportaciones, las compañías de agua, etc.

Después de la creación del consejo, cesará la administración civil Palestina y el gobierno militar israelí.

Referencias[editar]