Acueductos del Barranco de la Muerte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los acueductos del Barranco de la Muerte es un conjunto de dos puentes-acueductos con los que el Canal Imperial de Aragón salva la orografía del Barranco de la Muerte, a su paso por el barrio La Paz, en el sureste de Zaragoza por donde transcurre la Z-30 o Ronda Hispanidad.

El barranco, sito en los montes y pinares que bordean la ciudad por el sur, fue una de las últimas pruebas que el Canal proyectado por Ramón Pignatelli tuvo que pasar en su objetivo de crear una vía navegable hasta Zaragoza tras los puentes-acueductos de los ríos Jalón y Huerva (Ojo del Canal). El barranco de la muerte, apenas a unos kilómetros del final, fue salvado construyendo un muro hacia 1790 que cortaba el paso a través del desfiladero, llegando el agua a la ciudad, lo que se conmemora en la Fuente de los Incrédulos.

Este muro tuvo que ser remodelado pues en 2003 el cinturón de circunvalación Z-30 se proyectó a través de la vaguada. En el rediseño intervino el conocido ingeniero Javier Manterola y la construcción corrió a cargo de FCC. Para ese fin, se construyó una segunda estructura, por donde se desvió el canal y se abrieron 3 pasos (dos calzadas y una vía de servicio) a través de la vieja estructura. Se trata de una de las más complejas actuaciones en dicho cinturón, combinando un pesado acueducto con dos calzadas con 7 metro de vía para vehículos y 3 metros de acera.

Asociaciones vecinales pidieron el reaprovechamiento como zona verde del antiguo cauce, todavía sin concretar.

Enlaces Externos y referencias[editar]