Acta de abjuración

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Primera página del Acta de Abjuración

El Acta de abjuración del 26 de julio de 1581 es la declaración de independencia formal de las provincias del norte de los Países Bajos de su obediencia al rey Felipe II.

Tras el estallido de la rebelión de los Países Bajos en 1564 y el inicio de la guerra de los Ochenta Años, el Acta de abjuración representa el punto de no retorno en la rebelión, tras el cual ya no hay acuerdo posible entre los rebeldes holandeses y la corona española.

El 26 de julio de 1581, las provincias de Brabante, Güeldres, Zutphen, Holanda, Zelanda, Frisia, Malinas y Utrech,[1] anularon en los Estados Generales de los Países Bajos, su vinculación con el Rey de España Felipe II, por el Acta de abjuración, y eligieron como "Principe y señor de los Países Bajos" y "defensor" de sus libertades a Francisco de Anjou. La asamblea omitió de manera expresa el título de Rey, y determinó que debía servir a sus súbditos y respetar sus leyes y tradiciones, y en caso contrario, el pueblo tenía derecho a elegir a otro gobernante.

Pero Felipe II no renunció a esos territorios, y el gobernador de los Países Bajos Alejandro Farnesio, inició la contraofensiva y recuperó a la obediencia del rey de España Felipe II de gran parte del territorio,[2] especialmente tras el asedio de Amberes, pero parte de ellos se volvieron a perder tras la campaña de Mauricio de Nassau.

Notas[editar]