Acropora cervicornis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Coral cuerno de ciervo
Acropora cervicornis (Staghorn Coral - Haiti).jpg
Estado de conservación
En peligro crítico (CR)
En peligro crítico (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Cnidaria
Clase: Anthozoa
Subclase: Hexacorallia
Orden: Scleractinia
Familia: Acroporidae
Género: Acropora
Especie: A. cervicornis
(Lamarck, 1816)[2]
A. cervicornis con pólipos extendidos.
Hertshoon.jpg
Staghorn coral.jpg
Staghorn-coral-1.jpg

El coral cuerno de ciervo o coral cuerno de venado (Acropora cervicornis) es una especie de coral que pertenece a la familia Acroporidae, orden Scleractinia. Su esqueleto es macizo y está compuesto de carbonato cálcico. Tras la muerte del coral, su esqueleto contribuye a la generación de nuevos arrecifes en la naturaleza, debido a que la acción del CO2 convierte muy lentamente su esqueleto en bicarbonato cálcico, sustancia ésta asimilable directamente por las colonias coralinas. En este sentido, A. cervicornis es el principal constructor de arrecifes del océano Atlántico occidental.

Morfología[editar]

Cualquier especie de Acropora puede variar su forma de crecimiento por su localización, condiciones ambientales, edad, tamaño, estación, etc. Así pues, la forma de crecimiento de la colonia de Acropora que se pretenda identificar puede tener o no una forma de crecimiento típica de la especie, lo cual hace muy difícil su identificación, que por lo general solo puede hacerse bajo el microscopio observando el esqueleto. El esqueleto es poroso y ligero.

En el caso que nos ocupa, la colonia crece en forma arborescente, con las ramas más espaciadas que en otras especies similares y las ramas secundarias creciendo en ángulo recto sobre la principal. Las ramas pueden medir, en condiciones ideales, entre 1 y 2 m de largo y entre 4 y 7 cm de diámetro. Las colonias pueden medir varios metros.[3] Son los corales de mayor crecimiento en los arrecifes, pueden crecer entre 10 y 20 cm al año, lo que se equilibra con el alto porcentaje de ramas rotas por las tormentas.[4]

Los pólipos de Acropora son muy pequeños y presentan unas células urticantes denominadas nematocistos, empleadas en la caza de presas microscópicas de plancton.

La A. cervicornis presenta los siguientes colores: marrón claro, amarillo o dorado.

Hábitat y distribución[editar]

Suelen vivir en arrecifes en zonas poco profundas, de 0 a 40 m, ocasionalmente a 60 m y usualmente entre 1 y 25 m, bien iluminadas y cercanas a las costas. Aunque también se encuentran en lagunas y zonas protegidas del arrecife, mayoritariamente se dan en zonas de fuertes corrientes.

Se distribuyen mayoritariamente en las costas occidentales del océano Atlántico central, en el Caribe y el Golfo de México. También en el Indo-Pacífico, en Chagos, Mauricio, Seychelles, Australia y Malasia.[5] [6]

Alimentación[editar]

Los pólipos contienen algas simbióticas llamadas zooxantelas. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los pólipos, y se alimentan de los catabolitos del coral (especialmente fósforo y nitrógeno).[7] Esto les proporciona entre el 75 y el 95 % de sus necesidades alimenticias. El resto lo obtienen atrapando plancton microscópico y materia orgánica disuelta en el agua.

Reproducción[editar]

En general alcanzan la madurez sexual entre los 3 y 5 años, con un diámetro de sus "ramas" entre 4 y 7 cm.

Coral ciclos 2.pdf

Se reproducen asexualmente mediante gemación y por fragmentación, siendo este último el modo dominante de reproducción, cuando las ramas de las colonias se rompen debido a los temporales, y sus fragmentos originan nuevas colonias.[8]

Sexualmente son hermafroditas simultáneos, lo que quiere decir que las colonias generan gametos masculinos y femeninos, lanzando simultáneamente al exterior sus células sexuales, siendo por tanto la fecundación externa. Los huevos una vez en el exterior, permanecen a la deriva arrastrados por las corrientes varios días, más tarde se forma una larva plánula[9] que, tras deambular por la columna de agua marina, y en un porcentaje de supervivencia que oscila entre el 18 y el 25 %, según estudios de biología marina,[10] cae al fondo, se adhiere a él y comienza su vida sésil, secretando carbonato cálcico para conformar un esqueleto, o coralito. Posteriormente, forman la colonia mediante la división de los pólipos por gemación.

Mantenimiento[editar]

Como norma, las Acroporas son difíciles de mantener en cautividad. A. cervicornis es algo más fácil al tener sus ramas separadas, lo que dificulta la acumulación de sedimentos en ellas que puedan causar infecciones.

Una luz de moderada a alta satisfará a la mayoría de las colonias aclimatadas al acuario. La corriente deberá ser fuerte y alterna.

Es una especie poco agresiva con otros corales. Su rápido crecimiento en comparación con otras especies le ayuda a conseguir espacio y garantizar el acceso a la luz.

Se debe añadir micro plancton u otros preparados para animales filtradores, adaptados a sus pequeños pólipos.

Con independencia del resto de niveles de los parámetros comunes del acuario marino: salinidad, calcio, magnesio, dureza, etc., hay que mantener los fosfatos a cero y los nitratos a menos de 20 ppm. Algunos autores, con independencia de añadir oligoelementos (yodo, hierro, manganeso, etc.), recomiendan aditar estroncio hasta mantener un nivel de 10 ppm.

Se recomienda cambios de agua semanales del 5 % del volumen del acuario.

Conservación[editar]

A. cervicornis está incluida en el Apéndice II de CITES, lo que significa que en los países firmantes de este tratado se requiere un permiso, tanto para su recolección, como para su comercio.[11]

A. cervicornis fue un coral muy abundante, pero en las últimas décadas ha descendido notablemente, no apreciándose signos de recuperación y, en determinadas zonas continua en declive, ya que es de las especies más afectadas por el blanqueo de coral producido por el calentamiento global, así como por los huracanes.

Su estado de conservación según la IUCN es "especie en peligro crítico". Categoría para especies que han mostrado una fuerte caída de entre un 80 y un 90 % de su población en los últimos 10 años o tres generaciones, fluctuaciones, disminución o fragmentación en su rango de distribución geográfica, y / o una población estimada siempre menor que 250 individuos maduros.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Sprung, Julian y Delbeek, J.Charles (1997). The Reef Aquarium (en inglés). Ricordea Publishing. 
  • Debelius, Helmut y Baensch, Hans A. (1998-2006). Atlas Marino. Mergus. 
  • Borneman, Eric H. (2001-2009). Aquarium corals: selection, husbandry and natural history (en inglés). Microcosm. T.F.H. 
  • Gosliner, Behrens & Williams. (1996) (en inglés) Coral Reef Animals of the Indo-Pacific. Sea Challengers Publishers.
  • Veron, J.E.N. (1986) (en inglés) Corals of Australia and the Indo-Pacific. Australian Institute of Marine Science.

Enlaces externos[editar]