Acanthus mollis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acanto
Acanthus mollis, hábitus.
Acanthus mollis, hábitus.
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Asteridae
Orden: Lamiales
Familia: Acanthaceae
Subfamilia: Acanthoideae
Tribu: Acantheae
Género: Acanthus
Especie: A. mollis
Nombre binomial
Acantus mollis
L., 1753[1]
Hoja.
Espiga floral en pre-antesis.
Espiga floral en flor.
Flor, detalle.
Frutos inmaduros in situ.
Semilla inmadura in situ en el interior de un fruto abierto.

El acanto (Acanthus mollis) es una especie vegetal perteneciente a la familia Acanthaceae.

Descripción[editar]

Hierba perenne de 30-70 cm de altura, más o menos pelosa o glabra, y con un tallo simple, erecto y escaposo. Las hojas basales, con un peciolo de 20-60 cm, miden 20-100 por 5-30 cm, y son elípticas u ovadas, pinnatifidas, inciso-dentadas, glabras por su haz y pelosas en los nervios del envés. Las hojas superiores, mucho más pequeñas, sésiles, tienen 1,5-4 por 1-2,5 cm y son ovado-lanceoladas y espinosas en el ápice. La inflorescencia, densa, llega a los 2 m de alto. La única bráctea, pubescente, tiene 2,5-4 por 2 cm, es ovado-oblonga, dentada, más o menos espinosa, purpúrea en el ápice, blanquecina en la base, y con 7 nervios; las 2 bractéolas, más pequeñas, son estrechas, lineales-agudas, pubescentes y sub-espinosas. El cáliz, puberulento, lleva 4 sépalos no soldados: los 2 externos de 4-5 cm, ovado-rómbicos y ciliados, y el superior, que cubre en parte el labio de la corola, es de color púrpura y se asemeja -y se confunde a menudo- a un labio superior de flor bi-labiada; los 2 sépalos internos son mucho más pequeños (0,6-0,7 cm). La corola de la flor, con nervación purpúrea, tiene su único labio -inferior- de 3,5-5 cm, trilobulado y pubescente y generalmente de color blanquecino, ocasionalmente con tintes morados o francamente de este último color. El androceo lleva 4 estambres de anteras pelosas en la cara interior, en 2 pares desiguales, y el ovario, ovoide y peloso en el ápice tiene el estilo, de estigmato bífido, persistente en el fruto, más largo que los estambres y es bilocular con 2 rudimentos seminales de placentación axial en cada lóculo. El fruto es una cápsula de dehiscencia loculicida, coriácea, ovoide, de 2-3,5 cm con 2-4 semillas centimétricas algo arriñonadas de color pardo.[1]

Hábitat[editar]

La especie es nativa de la región mediterránea, desde Portugal y el noroeste de África hasta el este de Croacia; fue adaptada desde la antigüedad en el cultivo de jardines, y es ahora naturalizada y/o cultivada prácticamente en el mundo entero[2]

Dispersa en las costas de la Península Ibérica, mucha más escasa en el interior.[3]

Vegeta en ribazos, rocas y lugares frescos y húmedos, donde florece en abril-mayo.

Usos[editar]

Fundamentalmente en jardinería, sus grandes hojas basales, brillantes, lobuladas dan un aspecto señorial junto a su larga espiga floral. En España florece en mayo y en el sur de Hispanoamérica en octubre. En jardinería se usa generalmente la variedad latifolius por ser un poco más resistente y robusta. Es usada como motivo escultórico en capiteles de columnas, como por ejemplo en el orden corintio.

Medicina popular[editar]

La presencia en la raíz y hojas de abundante mucílago, permite su utilización como ablandante, mucilaginosa o vulneraria. Se ha usado para fabricar enemas contra la disentería, hemorroides o inflamaciones de las vías bajas.

Se utiliza como astringente, antidiarréico, colerético, expectorante. En uso externo: demulcente, vulnerario (cicatrizante). Las hojas se han usado como estimulante del apetito y laxante por vía interna, externamente en cataplasmas como antiinflamatorio. El jugo de la planta se ha recomendado como tratamiento sintomático del herpes, quemaduras y contusiones en general por un cierto efecto analgésico. Indicado para diarreas, disquinesias hepatobiliares, colecistitis, colelitiasis. Bronquitis, gripe, resfriados. En uso externo: eczemas, heridas, estomatitis, faringitis, rectocolitis, vulvovaginitis, distrofias de la mucosa vulvovaginal.[4]

Algunos géneros próximos a Acanthus, como es el caso de Justicia, se utilizan en su área original, Centroamérica, como psicótropos.

Curiosidades[editar]

Ornamentación de los capiteles corintios.

Una antigua leyenda cuenta que Calímaco, al ver un ejemplar de esta planta enroscada en una canastilla ofrendada junto a la tumba de una doncella, tuvo la inspiración de crear la típica ornamentación de los capiteles corintios.

Taxonomía[editar]

Basónimo:

Etimología
  • Acanthus: del Latín acanthus que proviene del griego ἄκανθα, -ης, "planta espinosa", probablemente por composición entre acer, -cris de aceo, acies, "punzante" y anthos, "flor", del Griego άκτς y άνθός. Virgilio emplea el vocablo en las Geórgicas (4, 123) y Plinio el Viejo describe 2 especies en su historia naturalis (22, XXXIV, 76): el Acanthus spinosus L. y el Acanthus mollis L.; esta última se denomina también paederos y mélamphyllos, y su raíz es excelente para las quemaduras y las luxaciones ("quod aliqui paederota vocant, alii melamphyllum. huius radices ustis luxatisque mire prosunt").[6] [7] [8]
Sinónimos 
  • Acanthus mollis subsp. platyphyllus Murb.
  • Acanthus mollis var. nigra (Mill.) Willd.
  • Acanthus mollis var. viciosoi Pau
  • Acanthus latifolius hort.,
  • Acanthus lusitanicus hort.,
  • Acanthus nigra Mill.[3]
  • Acanthus hispanicus Loudon
  • Acanthus longifolius Poir.
  • Acanthus niger Mill.
  • Acanthus platyphyllus Murb.
  • Acanthus spinosissimus Host[9]
Citología

El número de cromosomas es 2n=56.[1]

Nombres vernáculos[editar]

  • Castellano: acanto (22), ala de ángel (6), ala montesina, alas de ángel (3), alcanto, branca medicinal, branca ursina (2), carderona (2), carnera, carnerona (3), carneruna (2), flor de Argel (2), flor del faraón, giganta (2), gigante, gigantea, herba gigante, hierba calderona, hierba carderona (3), hierba cardonera, hierba carnerona (3), hierba de la culebra, hierba giganta (3), hierba gigante (6), hierba gigantina (2), lampazo, nazarenos (7), nazarenos de Andalucía, oreja de gigante (3), oreja gigante, yerba carderona, yerba giganta (3), yerba gigante (4), ácere. Entre paréntesis, la frecuencia del vocablo en España.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • P. Font Quer. Plantas Medicinales - El Dioscórides renovado., Editorial Labor, Barcelona, 19809
  • E.Domínguez y J. Muñoz, Fichas: La Flora de Córdoba.
  • Nasir, E. & S. I. Ali (eds). Flora of Pakistan. Univ. of Karachi, Karachi, 1980-2005

Enlaces externos[editar]