Academia Pontificia para la Vida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Juan Pablo II instituyó la Pontificia Academia para la Vida con el Motu Proprio Vitae Mysterium[1] del 11 de febrero de 1994.

Los objetivos de la Academia son: estudiar, informar y formar sobre los principales problemas de biomedicina y de derecho, relativos a la promoción y a la defensa de la vida, sobre todo en la relación directa que éstos tienen con la moral cristiana y las directivas del Magisterio de la Iglesia. Para realizar estos fines, en octubre de 1994 se instituyó la fundación "Vitae Mysterium".

La Academia para la Vida tiene autonomía propia, y mantiene relaciones con el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios y con varios Dicasterios de la Curia Romana comprometidos con el servicio a la vida.

Los miembros de la Academia son nominados por el Papa, que se esfuerza en representar las diferentes ramas de las ciencias biomédicas, más particularmente las relativas a la promoción y defensa de la vida. También puede designar a miembros corresponsales que trabajen en otros ámbitos.

La asamblea plenaria de la Academia se reúne habitualmente durante el mes de febrero.

Su primer Presidente fue el Profesor Jérôme Lejeune, fallecido en abril de 1994. A continuación, la Academia fue presidida por el Doctor Juan de Dios Vial Correa, chileno. Contó con la ayuda de un Vicepresidente, el Obispo Elio Sgreccia, Secretario del Pontificio Consejo para la Familia y de un Consejo Directivo de cinco Académicos pontificios.

En 2005, Juan Pablo II nombró presidente de la Academia Pontificia para la Vida (PAV) al obispo Elio Sgreccia —hasta entonces vicepresidente del organismo—. Igualmente designó canciller de la PAV a Ignacio Carrasco de Paula.[2]

A continuación presidió la Academia monseñor Rino Fisichella. Monseñor Jean Laffitte fue vicepresidente.

En 2010, Benedicto XVI nombró presidente a monseñor Carrasco de Paula.[3]

Pertenecen a la Academia 70 Miembros —nombrados por el Papa—, que representan las distintas ramas de las ciencias biomédicas y aquellas que están estrechamente relacionadas con los problemas concernientes a la promoción y defensa de la vida. También hay Miembros honorarios y Miembros correspondientes que trabajan en Institutos y centros de estudio sobre la cultura de la vida. El Consejo Directivo nombra un Secretario que, bajo la dirección del Presidente, coordina la organización de los trabajos de la Academia.

Algunos miembros son Edmund Pellegrino (norteamericano), Francesco D'Agostino (italiano), John Finnis (británico), Alberto Caturelli (argentino), Robert Spaemann (alemán) y Alfonso Gómez-Lobo (chileno).[4]

Presidentes de la Academia[editar]

Algunas publicaciones[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]