Abya Yala

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Abya Yala es el nombre dado al continente americano por el pueblo Kuna de Panamá y Colombia antes de la llegada de Cristóbal Colón y los europeos. Literalmente significaría tierra en plena madurez o tierra de sangre vital.[1]

Hoy en día, diferentes organizaciones, comunidades e instituciones indígenas y representantes de ellas de todo el continente prefieren su uso para referirse al territorio continental, en vez del término "América".

El uso de este nombre es asumido como una posición ideológica por quienes lo usan, argumentando que el nombre "América" o la expresión "Nuevo Mundo" serían propias de los colonizadores europeos y no de los pueblos originarios del continente.

Uso del término[editar]

El líder del pueblo Aymara, Takir Mamani, defiende el uso del término "Abya Yala" en las declaraciones oficiales de los organismos de gobierno de los pueblos indígenas, declarando que "colocar nombres foráneos a nuestras villas, ciudades y continentes es equivalente a someter nuestra identidad a la voluntad de nuestros invasores y sus herederos". Luego, el uso del término "Abya Yala" en lugar de "Nuevo Mundo" o "América" podría tener implicaciones ideológicas indicando apoyo a los derechos de los pueblos originarios.

Criticas al término[editar]

No hay ninguna prueba histórica que los Kuna de Panamá con el termino Abya Yala, se referían a todo el continente. Probablemente se referían solamente a sus tierras ancestrales o sea un pedazo de lo que hoy es Panamá. Cuando, al contrario Americo Vespucio escribió sus cartas hacia Soderini, en Florencia, Americo había comprendido de encontrarse en frente a un Nuevo Mundo, un nuevo continente, referiendose a toda la masa de tierra que iba desde la Tierra del Fuego hacia América del Norte. Por esto en Holanda el geografo Martin Waldseemüller nombró el continente América, o tierra de Amerigo.

Poema de Abya Yala[editar]

Abya Yala Wawgeykuna*

I

Abya Yala apachi q'osni patapi

Tawa K'uchu tawantinsuyumanta

Yawar qhocha kutipun

llajsakun sirch'i nina urqota.

II

Abya Yala llanp'a ch'ujrikuxqa

Kallpa makanakuyta mana atisqarkuchu

Jatun ruphyay ukhu urqopi

Sach'a ukjupi panpakuna

Sallqa ch'inllan...

III

Unay ayllu yachaykunapi

Atimullpusqa chay jina llajtakunamanta

Chinkasqa nay uray janaj pachapi

Winaypaj arpa atisqa simir nisqa.

IV

Mast'aspa makikunanchejta

Tawa nujunakuymanta

Kay pp'unchayman chhayamunchej

Abya Yala wawqeykuna

V

Kay yuyayniyki llanthupi

Ancha sinch'i Pirqapi juqarina

Llakijmanta mujujjima

Tukuy kayta yuaytawan

Qhatisuchej chakisarukunanta

Ripusqankunawan.

Traducción al castellano[editar]

Hermanos americanos*

I

Abya Yala sobre las aras humeantes

Los cuatro puntos cardinales

Se tornan infiernos de sangre

Lava incandescente funde su potencia

II

Abya Yala, pura, descoyuntada

Batalla de esfuerzos imposibles

De trópicos majestuosos y ardientes

De selvas profundas, llanuras...

Mesetas salientes...

III


Razas ancestrales, culturas diferentes,

Pueblos fantasmas

Perdidos en el infinito

Siempre víctimas de vanas promesas.

IV


Tendiendo nuestras manos

Desde las cuatro ternuras

Llegamos a este día.

Hermanos americanos.

V

A la sombra de esta memoria

elevemos una firme columna

Como simiente de ansiedad

Recordando todo esto

Seguiremos las huellas

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. López Hernández, Miguel Ángel (2004). Encuentros en los senderos de Abya Yala (1ª edición). Quito, Ecuador: Ediciones ABYA YALA. p. 4. ISBN 9978-22-363-0. Consultado el 17 de octubre de 2010. 

Enlaces externos[editar]