Abuso Ritual Satánico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Grabado de Henry de Malvost en el libro Le satanisme et la Magie de Jules Bois que representa una misa negra.

El Abuso ritual satánico (ARS,también conocido como abuso ritual, abuso ritualista, abuso organizado, abuso ritual sádico y otras variantes) fue un pánico moral que se originó en Estados Unidos en la década de 1980, extendiéndose por todo el país y eventualmente a muchas partes del mundo, antes de desaparecer a finales de la década de 1990. Las alegaciones de ARS incluyen reportes de abuso físico y sexual de personas en el contexto del Ocultismo o rituales satánicos. En su definición más extrema implica una conspiración mundial en la cual participaba una rica y poderosa élite por las cual los niños eran secuestrados o criados para sacrificios, pornografía y prostitución.

Desde un comienzo todos los aspectos del ARS fueron controversiales, incluyendo su definición, la fuente de las alegaciones y la prueba de los mismas, siendo estas últimas, testimonios de las presuntas víctimas y los casos judiciales relacionados con las investigaciones criminales. El pánico afectó a abogados, terapeutas y trabajadores sociales que hicieron frente a acusaciones de abuso sexual de niños. Las alegaciones inicialmente provinieron de grupos muy diferentes, incluyendo a fundamentalistas religiosos, investigadores de la policía, defensores de niños, terapeutas y pacientes de psicoterapia. El movimiento se secularizó gradualmente, dejando de lado los aspectos “satánicos” de las denuncias a favor de denominaciones menos religiosas como “sádico” o simplemente “abuso ritual” y volviéndose más asociada con el trastorno de identidad disociativo y teorías conspirativas.

El pánico fue influenciado en gran medida por el testimonio de los niños y adultos que se obtienen mediante técnicas terapéuticas y el interrogatorio que ahora se consideran desacreditado. Publicidad inicial fue generado por la autobiografía ahora desacreditada Michelle Remembers, y sostenida y popularizó durante toda la década del juicio preescolar McMartin. Testimonios, listas de síntomas, los rumores y las técnicas para investigar o descubrir los recuerdos de SRA se difundieron a través de conferencias profesionales, populares y religiosas, así como a través de la atención de los programas de entrevistas, mantener y difundir el pánico moral más largo de los Estados Unidos y más allá. En algunos casos las denuncias dieron lugar a procesos penales con resultados variables, después de siete años en los tribunales, el juicio McMartin produjo ninguna condena por cualquiera de los acusados, mientras que otros casos dieron lugar a largas condenas. Interés académico en el tema construyó poco a poco, con el tiempo dando lugar a la conclusión de que el fenómeno era un pánico moral.

Las investigaciones oficiales producido ninguna evidencia de conspiraciones generalizadas o de la masacre de miles, y sólo un pequeño número de delitos verificados han incluso semejanzas remotas a cuentos de SRA. En la segunda mitad de la década de 1990 el interés en SRA disminuyó y el escepticismo se convirtió en la posición por defecto, y sólo una minoría de los creyentes dan ningún crédito a la existencia de SRA.

Historia: Precedentes históricos: El pánico producido por el SRA repite muchos de los eleméntos de los pánicos morales que se han manifestado a lo largo de la historia y teorías conspiratorias como la difamación de la sangre judía realizada por Apion en los años 30 antes de Cristo, de los cristianos en el Imperio Romano, rituales judíos en los que se sacrficaban bebés cristianos y profanar la Eucarastía, y las cazas de brujas de los Siglos XVI y XVII. Grupos externos denuncian actos horribles- como canibalismo, asesinatos de niños, torturas y orgías incestuosas- pueden haber servido para diferenciarse para los grupos minoritarios, y como chivos expiatorios para surtirse de excusas fáciles a problemas sociales complejos en tiempos de revueltos socialmente hablando. La tortura y la prisión eran usados para obtener confesiones de los supuestos satanistas, que eran luego usadas para justificar su propia ejecución. Los registros de estas antiguas acusasiones son usados en nuestros días para demostrar que los cultos satánicos son parte de una milenaria conspiración del mal, a pesar de que no hay evidencia contundente de cultos al Diablo en Europa. Un precedente más inmediato al contexto estadounidense es el McCartismo de los años 50. Las bases para el pánico moral actual se encuentran son cinco, y se dieron antes de los 1980: el establecimiento de el fundamentalimso cristiano y la organización política Mayoría Moral; el nacimiento de un movimento anti- cultos que advierte de cultos abusivos que secuestran y lobotomizan a niños y adolescentes; la aparción de la Iglesia de Satán y otros grupos expresamente satanistas contribuyó a que el "mito" de las sectas satánicas ya no fuese visto como tal; el trabajo social y el desarrollo de los derechos del niño y toda una gama de profecionales dedicados a su cuidado; y la popularización del estrés post traumático, la memoria reprimida y el correspondiente movimiento de supervivientes.