Abstención

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
En la imagen, un votante tira su voto a la basura, lo que puede ser interpretado como una llamada a la abstención.

Abstención, en ciencia política, es el acto por el cual un potencial votante en unas elecciones decide no ejercer su derecho al voto, ya sea en unas elecciones generales o si, en un procedimiento parlamentario, el representante está presente en la votación pero no vota. En ambos casos, el sujeto se atiene al resultado del voto de los electores que sí votaron, al igual que ocurre con el voto en blanco.

Aunque la abstención no suele considerarse una de las opciones ante la toma colectiva de una decisión, una alta abstención se considera generalmente como un desinterés o malestar entre el cuerpo de votantes que puede llegar a deslegitimar políticamente las elecciones o el propio sistema político.[1] Ésa es una de las razones por las que en ocasiones la ley establece el sufragio obligatorio. En ocasiones, el carácter político de la abstención se ve reforzado si es necesario un determinado quórum (porcentaje de votantes efectivos sobre el total del cuerpo electoral) para dar validez al resultado.[2]

Tipología[editar]

Abstención por ideología (parte del espectro político), para Europa en 2008. Puede observarse que el centro político es el sector más abstencionista. La abstención disminuye hacia los extremos y vuelvo a aumentar en la extrema izquierda y la extrema derecha dentro de las cuales existen personas que no consideran legítimo al sistema político.

Los primeros estudios sobre la abstención como práctica política establecían distinciones de votantes por la razón que ellos mismos daban para no acudir a votar.[3] Más tarde, los diferentes autores han ido distinguiendo principalmente dos tipos de abstención, una voluntaria y otra involuntaria, y dentro del primer tipo, una subdivisión que incluyera una abstención con significación política, que se denominaría activa.[4]

La tipología más generalmente aceptada parte de esa subdivisión para distinguir dos tipos de abstención:[5]

  • Abstención pasiva o sociológica: provocada por la propia falta de interés en la política en general o en la elección concreta que se dirime, o derivada del aislamiento geográfico o social del votante.
  • Abstención activa o ideológica: considerada como un acto político de rechazo a la legitimidad del sistema político. En este último caso en ocasiones se considera como abstencionistas también a los votantes que emiten voto en blanco o nulo.[6] Este último caso especialmente cuando desde una formación política o un sector social se propugna la no participación en una consulta popular como una postura política de protesta,[7] incluso solicitando realizar para ello voto nulo.[8] [9]

Abstención activa[editar]

La abstención activa o abstención política, como se ha dicho, es uno de los posibles posicionamientos o posturas políticas ante una consulta popular. Consiste en la renuncia a ejercer el derecho al voto en vez de optar por las opciones que suponen la participación en la consulta: el voto afirmativo o negativo (en el caso de un referéndum); o el voto por una u otra de las candidaturas (en el caso de unas elecciones). A veces también se preconizan otras posibilidades de utilización del voto que pueden incluirse en esta abstención activa: el voto en blanco o el voto nulo (este último no se contabiliza como voto válido pero implica, como el blanco, acudir al acto de la votación). La abstención activa se entiende como una postura de protesta, ya sea frente a una elección en particular, el sistema político en general o una situación de falta de garantías democráticas. La abstención tiene mayor significación política en los sistemas en que el voto es obligatorio.

Abstención técnica[editar]

Las elecciones que dieron la presidencia de Estados Unidos a George W. Bush (en la imagen), consideradas de "alta participación", no superaron el 50% del censo. En los Estados Unidos las cifras de abstención han crecido gradualmente en las últimas décadas.[10]

La abstención total incluye denominada abstención técnica, o forzosa (que estaría incluida dentro de la abstención pasiva), en la que el elector no ejerce su derecho por razones más allá de su voluntad, que incluirían los defectos en el censo electoral, la enfermedad o incapacidad del votante, el aislamiento del centro electoral en el que debería depositar su voto, o en el caso de encontrarse de viaje y no ejercer su voto por correo. Algunos de esos factores tienden a reducir su importancia, en particular debido a la extensión de infraestructuras y la progresiva informatización de los procesos electorales, así como a programas específicos de ayuda a votantes con dificultad para ejercer su derecho al voto.[11] En todo caso, la abstención técnica se ve aumentada en aquellos sistemas o votaciones en que el registro previo de cada votante para figurar en el censo de la elección es voluntario.[12]

Algunos autores llegan a cifrar la abstención técnica en el entorno del 10% del censo.[13] En todo caso, más allá de estimaciones, no es posible distinguir quiénes no han acudido a votar por una razón política, por una razón técnica o por desentendimiento, desencanto o temor en los casos de violencia.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Vilajosana, Josep M. La justificación de la abstención Revista de estudios políticos, ISSN 0048-7694, Nº 104, 1999, págs. 165-180. Accedido el 17/10/2011.
  2. Italia: resultados de referéndum ponen en aprietos a Berlusconi El Comercio de Perú, 13/6/2011. Accedido el 17/10/2011.
  3. Los trabajos de Charles E. Merrian y Harold F. Foster centrados en las elecciones municipales celebradas en Chicago en 1923, citados en García Escribano, Juan José El poder ausente: un análisis de la abstención electoral en la Región de Murcia, Universidad de Murcia, 1998. ISBN 84-8371-062-5. Accedido el 17/10/2011
  4. Justel (1995:21), citado en García Escribano, Juan José El poder ausente: un análisis de la abstención electoral en la Región de Murcia, Universidad de Murcia, 1998. ISBN 84-8371-062-5. Accedido el 17/10/2011.
  5. Dominique Menni, 1985, citado en García Escribano, Juan José El poder ausente: un análisis de la abstención electoral en la Región de Murcia, Universidad de Murcia, 1998. ISBN 84-8371-062-5. Accedido el 17/10/2011.
  6. Juan Hernández Bravo de Laguna, Abstención activa Diccionario Crítico de Ciencias Sociales, Tomos 1-4, Ed. Plaza y Valdés, Madrid y México 2009. ISBN 978-84-96780-14-9. Accedido el 17/10/2011.
  7. El subcomandante Marcos, en campaña por la abstención La Nación, 1/7/2006. Accedido el 17/10/2011.
  8. La izquierda' abertzale' pide el voto nulo El País, 13/02/2009. Accedido el 17/10/2009.
  9. El voto nulo en las elecciones vascas superó los 100.000 sufragios Qué.es, 1/3/2009. Accedido el 17/10/2009.
  10. Ley Nacional de Registro Votantes Votantes.us Accedido el 17/10/2011.
  11. Ley Nacional de Registro Votantes Votantes.us

    La Ley Nacional de Registro de Votantes de 1993, también conocida como la "Ley de Votantes Motorizados", facilita a todos los estadounidenses el ejercicio de su derecho fundamental de votación. Uno de los propósitos básicos de la Ley, es incrementar los históricamente bajos números de minorías y de personas discapacitadas registradas que han resultado de la discriminación.

  12. David Beetham, Kevin Boyle Cuestiones sobre la democracia: conceptos, elementos y principios básicos Los libros de la catarata, 1996. ISBN 84-8198-176-1. Accedido el 17/10/2011.
  13. Reniu i Vilamala, Josep Maria Abstencionismo Diccionario Crítico de Ciencias Sociales, Tomos 1-4, Ed. Plaza y Valdés, Madrid y México 2009. ISBN 978-84-96780-14-9. Accedido el 17/10/2011.

Enlaces externos[editar]