Absorción de nutrientes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La absorción de nutrientes es llevada a cabo por diversos procesos enzimáticos que difieren entre cada nutriente consumido. La eficiencia en la absorción de nutrientes es ala en una dieta adulta, es decir, menos de los 5% de los,grasas y proteína consumidos son % de la grasa consumida), si es prematuro el porcentaje ascenderá a 25%-35%. Además la absorción se lleva acabo en el intestino delgado a través de las células presentes del tubo digestivo. Estas células tienen multitud de pliegues para que la superficie de absorción sea mayor posible.


Grasas[editar]

Las grasas empiezan a ser digeridas en la boca gracias a la lipasa salival que hidroliza aproximadamente 30% de los lipidos consumidos, y al igual que los carbohidratos una vez entra al estómago la lipasa salival deja de actuar y la lipasa gástrica(pH óptimo es de 4.5 a 6) junto con los movimientos del estómago se encargan de la digestión de ácidos grasos de cadena corta, también forman gotitas de grasa[1] (gracias al calor y movimiento mecánico del estómago). Cuando la grasa llega al intestino delgado es interceptada por las sales biliares que cumplen funciones como:

  • Aumentar la superficie de contacto (bajando la tensión superficial de la gotita de grasa) para que la lipasa pancreática pueda actuar en mejores condiciones con los triglicéridos
  • Forman las micelas (100 veces más pequeñas que las gotitas) con ácidos grasos libres.
  • Activan la lipasa pancreática y la colesterol esterasa.

Finalmente la lipasa pancreática actúa sobre la superficie de la gotita junto con la colipasa para formar ácidos grasos libres (que se unen a las sales biliares y forman micelas). Las micelas son absorbidas y convertidas a quilomicrones que circulan hasta llegar a el tejido graso o hígado.

Proteínas[editar]

La digestión proteica contrario a las anteriores dos empieza no en la boca sino en el estómago gracias a las pepsinas , estas hidrolizan los enlaces peptídicos de las proteínas y tienen preferencia por aquellos formados por fenilalanina, tirosina y leucina. Cuando llegan al intestino delgado, la mayoría de las proteínas están convertidas en cadenas peptídicas y aminoácidos libres. Finalmente, en el yeyuno las proteasas pancreáticas separan el nitrógeno y este es absorbido, mientras que en el íleon son absorbidos los aminoácidos libres por trasportadores PEP1 y PEP2.[2]

Vitaminas[editar]

Hidrosolubles[editar]

Antes se creía que eran absorbidas por difusión pasiva, pero se descubrió que muchas necesitan un sistema de transporte.

Liposolubles[editar]

La mayoría de vitaminas liposolubles son absorbidas por difusión pasiva (retinol (A), colecalciferol (D3), α- tocoferol (E), menaquinona (K2)), mientras que fitomenadiona (K1) necesita un transportador para ser absorbida.[3]

Minerales[editar]

Algunos minerales son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo entre ellos están: hierro, calcio, magnesio, fósforo, y sulfuro.

  • Calcio: se absorbe en el duodeno por transporte activo, este transporte es estimulado directamente por la vitamina D3
  • Magnesio: Se absorbe en el íleon por proteínas transportadoras
  • Hierro: Se absorbe en la parte más proximal del intestino delgado en forma de Fe+2[4]

Referencias[editar]

  1. Woods SC. Gastrointestinal satiety signals I. An overview of gastrointestinal signals that influence food intake. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol 2004
  2. Amino Acid Metabolism Luc Cynober Hoˆtel-Dieu Hospital and Paris 5 University, Paris, France
  3. CHAPTER 100 Digestion and Absorption of Nutrients and Vitamins James J. Farrell(pag. 1720)
  4. Parkkila S, Niemela O, Britton RS, et al. Molecular aspects of iron absorption and HFE expression. Gastroenterology 2001