Abnegación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La abnegación es el sacrificio espontáneo de la voluntad, intereses, deseos y aun de la propia vida.

Sin duda que tan superior renuncia no debe carecer de objeto, sino al contrario, fundarse en un motivo adecuado y conveniente. El hombre, único ser capaz de tan elevado sacrificio, aspira invenciblemente a la felicidad; no puede desprenderse de tan imperiosa inclinación. Buscar el objetivo de la dicha verdadera por la renuncia de sí mismo y demás bienes de este mundo, en esto se basa indudablemente el desasimiento de ánimo, o sea la abnegación. En la teología cristiana se considera que el ejemplo más acabado de esta virtud es Jesucristo, haciendo consistir en ello la perfección cristiana.

La abnegación, para ser tal, ha de tener por finalidad el Bien Supremo, ya que en otro caso no sería completa ni perfecta, pues tratándose de bienes relativos, todos ellos pueden dejarse por otro mejor. Se entiende en este sentido por abnegación la renuncia o el sacrificio hecho de una cosa por una causa cualquiera. Esta clase de abnegación es más o menos perfecta, filosóficamente hablando, según sea la causa que la motive. Hecha por fines humanos ha sido practicada en todos los tiempos. La vida es una continua abnegación, pues siempre se sacrifican unos bienes para alcanzar otros.

También se llama abnegación, algunas veces, al acto o idea contrarios al egoísmo; en este sentido la caridad, el desinterés, el altruísmo y la filantropía pueden entrar, según sus fines, en una u otra de las clases referidas.

Milicia[editar]

La abnegación es también una virtud militar y consiste en la renuncia que hace uno de sus pasiones, de su voluntad, ideas, gustos y hasta de su vida en defensa de la patria.

Referencias[editar]