Abdul Karim Qasim

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Abdul Karim Qasim, Primer Ministro de Irak entre 1958 y 1963.

Abdul Karim Qasim (Bagdad 1914 - id 1963) (عبد الكريم قاسم o Abd al-Karīm Qāsim) fue un político y militar iraquí. Primer ministro de su país (1958 -1963). Su nombre puede ser transliterado de diferentes maneras a partir del árabe: Abdulkarim Kasem, Abdel-Karim Qaasim, Abdul Karim Qasem.

Carrera militar[editar]

Nacido de un padre árabe sunnita y una madre de familia kurda chiita, Qasim salió de la escuela en 1931 y al año siguiente entró en la academia militar de Irak, graduándose de subteniente en 1934. en su país y en En 1948 tomó parte en la guerra contra Israel y luego en los moviminetos militares previos a la Guerra del Sinaí, para entonces ya tenía el grado de general y se había adherido a la causal del socialismo árabe, oponiéndose a la monarquía del rey Faysal II de Irak, tachada de probritánica e indiferente a las necesidades del país.

Qasim se unió a un grupo de oficiales del ejército denominado "Oficiales libres" que compartían simpatías por el panarabismo y el socialismo, inspirándose en las ideas del presidente egipcio Abdel Nasser.

Gobernante de Irak[editar]

Qasim, junto con el coronel Abdul Salam Arif, dirigió la revolución que derrocó la monarquía el 14 de julio de 1958 y fue nombrado Primer ministro de Irak, Comandante en Jefe de las fuerzas armadas y Jefe de Estado. Se estableció oficialmente la república y de inmediato el nuevo régimen retiró su apoyo a las potencias occidentales para celebrar pactos de ayuda con la URSS. El nuevo régimen renunció al Pacto de Bagdad, repudiando los tratados firmados con Gran Bretaña y ordenando la retirada de las últimas tropas británicas (lo cual se cumplió en mayo de 1959).

El gobierno de Qasim también estatizó la industria del petróleo y fundó la Iraq National Oil Company, de la misma forma se lanzaban nuevas normas sociales que abolían la poligamia, fijaban una reforma agraria y ejecutaban un plan masivo de alfabetización. En las ciudades se promulgaron leyes favorables a la clase obrera y a los sindicatos, construyéndose un gran barrio obrero moderno en las afueras de Bagdad, que hoy es conocido como Ciudad Sadr.

Tensiones internas[editar]

Bandera de Irak entre 1959 y 1963, instaurada por el régimen de Qasim

El gobierno de Qasim sufrió disensiones desde sus inicios por cuanto los "Oficiales libres" tenían pocas ideas en común tras derrocar a la monarquía, fijándose dos bandos muy diferenciados: los partidarios del panarabismo y del nacionalismo agrupados en el Partido Baath que buscaban imitar el régimen de Nasser en Egipto y unirse a la recién formada República Árabe Unida, el otro grupo estaba formado por militantes comunistas que convencieron a Qasim de los riesgos de unirse en exceso a un gobierno extranjero y del peligro de dejarse llevar por el nacionalismo.

Qasim buscó el apoyo de la Unión Sovietica en cuestiones políticas y económicas, y permitió las actividades del Partido Comunista Iraquí otorgando a sus líderes altos cargos en el gobierno. Las tensiones políticas se combinaron con las tensiones étnicas en tanto Qasim no otorgó a los kurdos del norte la autonomía deseada, causando una rebelión armada en el Kurdistán iraquí en 1961 ante la cual Qassim ordenó una represión militar para suprimirla, lo cual causó nuevas tensiones con oficiales del ejército. El régimen gradualmente se apoyó en los líderes comunistas dejando de lado a los militantes del Baath, que fueron purgados de las fuerzas armadas.

Temiendo la disciplina y fuerza movilizadora de los comunistas (poderosos entre los sindicatos recién formados), Qasim les permitió acceder a mejores puestos gubernamentales, pero en 1962 Qasim reclamó la anexion de Kuwait y alimentó un pleito fronterizo con Irán, siendo que en el primer caso Kuwait logró el apoyo político y militar de la Liga Arabe y especialmente de Arabia Saudita, mientras en el segundo caso las amenazas a Irán no satisfacieron ni a comunistas ni a nacionalistas. Esto redujo más la influencia de Qasim entre los oficiales del ejército, mientras que el Partido Comunista Iraquí, con pocos integrantes dentro de las fuerzas armadas, decidió formar sus propias milicias.

Derrocamiento y muerte[editar]

El Partido Baath quedó relegado a un lugar muy secundario pese a su gran cantidad de militantes ,y sus líderes, incluyendo al mismo coronel Abdul Salam Arif, planificaron un golpe de estado para instalar un gobierno pro nasserista y suprimir la influencia de los comunistas. La revuelta estalló el 8 de febrero de 1963 y contó con el apoyo mayoritario de las fuerzas armadas y de los militantes del Partido Baath, aplastando rápidamente la oposición armada de los militares leales y de los comunistas.

La revuelta derrocó velozmente al régimen de Qasim, quien el 9 de febrero se rindió en Bagdad, en la sede del Ministerio de Defensa, a cambio que se le permita partir al exilio. La propuesta fue rechazada por los golpistas, quienes le iniicaron un juicio sumario (difundido por la radiodifusión estatal iraquí) tras el cual Qasim fue ejecutado en la tarde de ese mismo día.

Referencias[editar]