Aardonyx

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Aardonyx
Rango temporal: Jurásico inferior 195 Ma
Aardonyx NT.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Superorden: Dinosauria
Orden: Saurischia
Suborden: Sauropodomorpha
(sin clasif.): Anchisauria
Género: Aardonyx
Especies

A. celestae Yates et al., 2010 (Tipo)

Aardonyx (del afrikáans aard = "tierra" y del griego onux = "uña, garra"; "Garra de tierra") es un género monotípico de dinosaurio, que vivió a comienzos del período Jurásico, hace aproximadamente 195 millones de años, en lo que hoy es Sudáfrica. La especie tipo de este género, Aardonyx celestae, fue hallada en los alrededores de una granja en el pueblo Rosendal, Provincia del Estado Libre, en sedimentos de la Formación Elliot. La especie A. celestae significa "de Celeste Yates", quien preparó gran parte del material fósil conocido de la especie y ha revelado pistas útiles anatómicas.

Descripción[editar]

Paleorreconstrucción de Aardonyx, por Matthew Bonnan.

Aardonyx medía 7 metros de longitud y 1.8 de altura, aunque algunas estimaciones son de hasta 9 metros. Su peso rondeaba los 350 kilogramos. Este género es conocido por los esqueletos desarticulados de dos especímenes juveniles. El material consiste en los cráneos parciales, vértebras, costillas dorsales y cervicales, gastralia, cheurones, pelvis, los huesos de los miembros delanteros y traseros, manos y pies. La presencia de estos huesos en una densa y única acumulación sugiere que estos fósiles provienen de cadáveres relativamente completos.[1] Se piensa que ambos individuos deben haber bordeado los 10 años de edad al momento de morir debido a la carencia de líneas periféricas en el hueso cortical de los restos analizados. Una prueba adicional para la inmadurez de los especímenes la constituye el cartílago calcificado en el extremo articular del omóplato.[2]

Sobre la base de la estructura de las extremidades traseras y cintura pélvica de Aardonyx, se puede inferir que el dinosaurio normalmente se trasladó en forma bípeda pero podía cambiar al movimiento cuadrúpedo similar a Iguanodon. Comparte algunos atributos con los gigantes saurópodos cuadrúpedos como Apatosaurus.[2]

Historia[editar]

El descubrimiento fue realizado por un grupo de paleontólogos liderado por el sudafricano Adam Yates, de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo. El nombre binomial de la especie honra a Celeste Yates, esposa de Adam Yates, y quien prepararó gran parte del primer material conocido de la especie.[2] El hallazgo de este género fue publicado en noviembre de 2009 de las Proceedings of the Royal Society, la publicación oficial de la Royal Society.[3] [4] El paleontólogo británico Paul Barrett del Museo de Historia Natural de Londres, que no estuvo implicado en la investigación, ha comentado lo siguiente respecto del descubrimiento de Aardonyx:

"ayuda a llenar un hueco marcado en nuestro conocimiento de la evolución de Sauropoda, mostrando como un animal principalmente bípedo pudo comenzar a adquirir los rasgos específicos necesarios para una vida como cuadrúpedo".

Paul Barrett[3]

La relevancia de Aardonyx en este campo de investigación se debe a que, en base su estructura pelviana y de sus miembros posteriores, este dinosaurio normalmente habría sido bípedo, pero podría asumir la posición cuadrúpeda, como en el caso del Iguanodon, compartiendo a su vez algunos atributos con saurópodos cuadrúpedos gigantes posteriores, como Apatosaurus.[3]

Según el Dr. Matthew Bonnan, un coautor del estudio.

(...) Ya se sabía que los que saurópodos basales y prosaurópodos eran bípedos. Lo que Aardonyx nos muestra, sin embargo, es que aquel andar cuadrúpedo y el soporte del peso sobre el interior del pie es una tendencia que comenzó tempranamente en estos dinosaurios, mucho antes de lo que suponíamos (...) A un nivel científico, era realmente necesario para realizar una hipótesis sobre como los dinosaurios se hicieron grandes, luego probar esto con trabajo de campo y recuperar esta clase de datos - - un nuevo dinosaurio - - es un inicio para comenzar a llenar algunos de aquellos huecos anatómicos (...)

Matthew Bonnan[3]

Clasificación[editar]

Sauropodomorpha 

 Plateosauridae 




 Riojasauridae 




 Gryponyx 



 Massospondylidae 




 Yunnanosaurus 



 Jingshanosaurus 


 Anchisauria 

 Anchisaurus 




 Aardonyx 




 Melanorosaurus 


 Sauropoda 


 Antetonitrus 



 Lessemsaurus 





 Gongxianosaurus 




 Tazoudasaurus 



 Vulcanodon 



 Eusauropoda












Cladograma que muestra la posición de Aardonyx dentro de Sauropodomorpha
de Yates et al., 2009.[2]

Basado en un análisis filogenético realizado con la primera descripción del género, se piensa que Aardonyx pertenece al clado Anchisauria que contiene a Melanorosaurus y a Sauropoda. Muchos rasgos del esqueleto apoyan esta relación, vistos en las vértebras, como el hiposfeno, que es tan profundo como el tubo neural y las vértebras cervicales que son menos de la mitad de largas y altas, así como en el esqueleto apendicular, como la posición del cuarto trocanter a una longitud media respecto del fémur y una longitud del fémur que excede los 600 mm en los adultos.

Paleobiología[editar]

Alimentación[editar]

Aardonyx es una forma transicional en la que ya se puede observar la forma de alimentación característica de los saurópodos, el deshojamiento. Su mandíbula era estrecha (con forma de V) y con una sínfisis puntiaguda, una característica plesiomórfica compartida con otros sauropodomorfos basales que desaparecería en los géneros más avanzados del infraorden Sauropoda, donde la mandíbula es amplia y en forma de U.

La reducción del foramen neurovascular lateral del maxilar superior en Aardonyx (en comparación con otros prosaurópodos) sugiere una reducción del suministro de sangre a los tejidos bucales en este género. Sumado a esto, la ausencia de un canto lateral en el extremo caudal del maxilar inferior son indicativos de una pérdida de mejillas carnosas en los saurópodos, lo cual es visto como una adaptación para facilitar el deshojamiento, ampliando la mordedura, y es observado en casi todo el clado.

La presencia de ambas características en Aardonyx es inusual, ya que tradicionalmente se pensaba que la mandíbula amplia característica de Sauropoda se había desarrollado de manera previa a la perdida de las mejillas carnosas, como una adaptación para el deshojamiento. En Chinshakiangosaurus, las mandíbulas amplias en forma de U están presentes simultáneamente a las mejillas carnosas, que no posee Aardonyx a pesar de presentar la primitiva mandíbula estrecha. Ya que Chinshakiangosaurus representa un estadio más avanzado en Sauropodomorpha, esto sugiere que la perdida de mejillas carnosas puede haberse desarrollado dos veces en este suborden, tanto en Aardonyx como en otros saropodomorfos más avanzados que Chinshakiangosaurus.[5] En Aardonyx, el desarrollo de placas laterales a lo largo de los márgenes alveolares de algunos huesos del cráneo habría ayudado a reforzar el hemisferio de la dentadura orientado hacia la lengua, paliando las fuerzas buco-linguales durante el deshojamiento.[2]

Locomoción[editar]

Las características de las extremidades de Aardonyx sugieren que su postura convencional era bípeda. Pruebas del bipedalismo en estos dinosaurios se observan en sus miembros posteriores; la estructura del radio y cúbito limitó la pronación de la mano, y la longitud del húmero es sólo el 72% de la del fémur. Sin embargo, las características encontradas tanto en los miembros delanteros como traseros de Aardonyx muestran también una tendencia habitual hacia la postura cuadrúpeda, que tarde o temprano conduciría a la condición cuadrúpeda obligatoria observada en los saurópodos posteriores. En el extremo proximal del cúbito se observa un proceso craneolateral incipiente que da al hueso una forma de "Y", aunque más sutil que en aquellos sauropodomorfos eminentemente cuadrúpedos. El radio se desplaza cranealmente, y una fosa radial permite al cúbito articular con la fosa del radio craniolateralmente. Estas características sugieren que hubo una evolución hacia una mayor movimiento cuádrupe en Aardonyx. Aunque los miembros posteriores de Aardonyx claramente muestran evidencia de bipedalismo, tales como el mantenimiento de un perfil convexo proximal lateral del fémur y la posición del trocánter craneal lejos del margen lateral del fémur, también hay evidencia que indica un cambio hacia movimiento cuádrupedo. Características del fémur sugiere que el modo de andar de Aardonyx fue más lenta que la de los sauropodomorfos basales. El eje del fémur es más recto y el cuarto trocánter se coloca más distalmente. El reposicionamiento del cuarto trocánter a una posición más distal hace que el músculo longus caudofemoralis, el principal músculo retractor femoral, tenga una mayor influencia, es decir mayor ventaja mecánica, pero por el contrario una disminución de la velocidad de retracción femoral y, en consecuencia, Aardonyx era un potente pero más lento andador que otros prosaurópodos típicos.

Otra característica que sugiere un modo de andar más lento en Aardonyx es la robustez de metatarsiano I en comparación con los de otros sauropodomorfos basales. Esta es una evidencia de una más medial, o entaxonica, posición del eje de soporte del peso del pie, en oposición a una más mesaxonica posición en la que el eje de soporte del peso se ejecuta a través de dígitos III. El desarrollo de entaxonia en Aardonyx proporciona evidencia adicional por su capacidad reducida cursorial y más amplio calibre de la marcha, lo que se cree que han precedido movimiento cuádrupedo obligatorio en sauropodomorfos. Anteriormente, se pensaba que entaxonia desarrollado después de la divergencia de Vulcanodon debido a la presencia de mesaxonia en el género.[6] Sin embargo, la presencia de mesaxonia en Vulcanodon puede ahora se considera una inversión evolutiva dada la clara presencia de entaxonia en Aardonyx.[2]

Referencias[editar]

  1. Yates, A. M.; Bonnan, M. F.; Neveling, J.; Chinsamy, A.; Blackbeard, M. G. (2009), «Electronic supplementary material to "A new transitional sauropodomorph dinosaur from the Early Jurassic of South Africa and the evolution of sauropod feeding and quadrupedalism"», Proceedings of the Royal Society B Por publicar, http://rspb.royalsocietypublishing.org/content/early/2009/11/09/rspb.2009.1440/suppl/DC1 
  2. a b c d e f Yates, A. M.; Bonnan, M. F.; Neveling, J.; Chinsamy, A.; Blackbeard, M. G. (2009), «A new transitional sauropodomorph dinosaur from the Early Jurassic of South Africa and the evolution of sauropod feeding and quadrupedalism», Proceedings of the Royal Society B Por publicar, doi:10.1098/rspb.2009.1440 
  3. a b c d Associated Press (November 11, 2009). Scientists: New dinosaur species found in South Africa NPR.
  4. Dixon, Robyn (2009-11-12). «New dinosaur a kind of missing link». Los Angeles Times. p. A24. Consultado el 2009-11-14.  Also published in the Australian newspaper The Age as:
  5. Upchurch, P.; Barrett, P. M.; Zhao, X.; and Xu, X. (2007). «A re-evaluation of Chinshakiangosaurus chunghoensis Ye vide Dong 1992 (Dinosauria, Sauropodomorpha): implications for cranial evolution in basal sauropod dinosaurs». Geological Magazine 144:  pp. 247–262. 
  6. Carrano, M. T. (2005). The evolution of sauropod locomotion: morphological diversity of a secondarily quadrupedal radiation. In Curry Rogers, K. A. and Wilson J. A. (eds.) The Sauropods: Evolution and Paleobiology, pp. 229–251. Berkeley, CA: University of California Press.

Enlaces externos[editar]