Cruising (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «A la caza»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Cruising (en España: A la caza, en Hispanoamérica: Cacería) es una película policíaca estadounidense del año 1980, dirigida por William Friedkin e interpretada por Al Pacino y Paul Sorvino. El título hace referencia al término del argot gay inglés cruising, que indica la actividad de buscar encuentros sexuales en lugares públicos y a la vez significa patrullar.

Argumento[editar]

Un detective de policía, Steve Burns, se infiltra en el ambiente gay de la ciudad de Nueva York para atrapar a un asesino en serie que mata a homosexuales, tras practicar juegos sexuales sadomasoquistas con ellos. El asesino contacta con sus víctimas en lugares habituales de encuentro sexual, por lo que Steve Burns recibe el encargo de sus superiores de infiltrarse en el sórdido ambiente leather homosexual neoyorquino, donde debe aprender los códigos de conducta que rigen este tipo de garitos para pasar desapercibido y así conseguir información que le lleve a descubrir al responsable de los asesinatos. Durante la investigación, influido por este nuevo mundo, se distancia de su novia.

Producción[editar]

Philip D'Antoni, que había producido la películas de Friedkin 1971, The French Connection, contactó con Friedkin con la idea de que dirigiera una película basada en la novela Cruising del periodista del New York Times Gerald Walker, sobre un asesino en serie que tenía como objetivo la comunidad gay de Nueva York. Friedkin no estuvo particularmente interesado en el proyecto. D'Antino intentó incluir en el proyecto a Steven Spielberg, pero no consiguió interesar al estudio. Unos pocos años después Jerry Weintraub volvió a presentarle la idea a Friedkin, que siguió sin interesarse. Friedkin cambió de opinión tras una serie de asesinatos sin resolver en los bares gais leather a principios de la década de 1970 y los artículos al respecto del periodista Arthur Bell de la Village Voice. Friedkin además conoció a un oficial de policía llamado Randy Jurgenson que había tenido que infiltrarse de la misma forma que el personaje de Pacino para investigar la primera serie esos asesinatos, y saber que Paul Bateson, un enfermero que había aparecido en la película de Friedkin El exorcista, había confesado alguno de esos crímenes. Todos estos factores influyeron para que Friedkin cambiaria su punto de vista y quisiera hacer la película.[1] Jurgenson y Bateson fueron asesores de la película, al igual que Sonny Grosso, que anteriormente fue asesoró a Friedkin en The French Connection. Jurgenson y Grosso aparecen fugazmente en la película.

En su investigación Friedkin recibió la colaboración de algunos miembros de la mafia, que en aquel tiempo eran duenos de muchos de los bares gais de la ciudad.[2] Al Pacino no fue la primera opción de Friedkin para el protagonista, Richard Gere expresó un gran interés en el papel, y Friedkin abrió negociacines con el agente de Gere. Gere era el preferido por Friedkin porque creía que podría darle un toque andrógino al papel que Pacino no podría dar.[3]

La Asociación Cinematográfica de Estados Unidos inicialmente dio a Cruising la calificación de X. Friedkin afirma que tuvo que llevar la película al consejo de la asociación 50 veces, pagar un coste de $50.000 y borrar 40 minutos del metraje original para que la asociación la clasificara como R.[1] Según Friedkin el metraje cortado era en su totalidad lo rodado en los clubs y consistía en «secualidad totalmente gráfica.... que mostraba la más gráfica homosexualidad con Pachino observando, y con la insinuación de que quizá podría haber participado».[2] En algunos debates Friedkin alegó que los 40 minutos que faltan no tuvieron ningún efecto en la historia o la caracterización,[1] pero en otros afirmó que ese metraje creaba «misteriosos giros (que [la película] no tomó nunca)», sobre las sospechas del personaje de Pachino de que él mismo podría convertirse en asesino que se hacían más claros que el metraje cortado hacía simultáneamente tanto más como menos ambiguo. Cuando Friedkin intentó restaurar el metraje eliminado para le lanzamiento del la película en DVD descubrió que la United Artists ya no lo tenía. Él cree que UA destruyó este metraje.[1] Alguna altividad oculta quedó en la película como fue estrenada, y Friedkin intercaló algunos fotogramas de pornografía gay en la primera escena en la que se describe un asesinato.

Esta película presenta la única banda sonara de la influyente banda de punk rock de Los Ángeles, The Germs. Grabaron seis canciones para la película y solo una de ellas, "Lion's Share", apareció en ella. El tema "Shakedown, Breakdown" fue escrito y grabado especialmente para la películas por la banda de culto de Toronto cult band Rough Trade.[4]

Friedkin pidió al escritor gay John Rechy, algunas de cuyas obras estaban ambientadas en los mismos entornos de la película, que revisara Cruising justo antes de su estreno. Rechy había escrito un ensayo defendiendo el derecho de Friedkin a hacer la película, aunque no defendía la películas en sí misma. A sugerencia de Rechy eliminó una escena en la que mostraba un grafiti con el lema de Liberación gay «Nosotros estamos en todas partes antes de que se lanzara el primer cadáver al río» y se añadió el anuncio de descargo de responsabilidad:[5]

"Esta película no se plantea como una condena al mundo homosexual. Se enmarca en un pequeño segmento de este mundo, y no trada de representarlo en su totalidad."[6]

Friedkin posteriormente afirmo que la asociación cinematográfica y la United Artists habían solicitado el anuncio, denominándolo «parte de la oscura negociación que se hizo para la película al fin se estrenara» y «una concesión a las organizaciones pro derechos gays».[7] Friedkin afirmó que nadie involucrado en la realización del film pensó que se consideraría como una representación de toda la comunidad gay, el historiador gay Vito Russo discrepa alegando que el anunció es «una admisión de culpa. ¿Qué director haría tal afirmación si realmente creyera que su película no se tomaría como una representación del todo?».[8]

La película provocó numerosas protestas ante la "estereotipación" del colectivo homosexual, que organizó marchas en contra, aunque dichas protestas fueron ignoradas por el público.

Banda sonora[editar]

La banda sonora original (editada por CBS en lp, s70182) carecía de los temas clásicos de la película (la música de Jack Nitsche y la pieza de Boccherini Música nocturna de las calles de Madrid No. 6, Op. 30). Incluye temas de Willy DeVille Heat of the moment, Pulling my string, Its so easy; The Cripples Loneliness, Hypnotize; John Hyatt Spy boy; Madelynn Von Ritz When i close my eyes i see blood; Mutiny Lump; Rough Trade Shakedown; Germs Lions share y otros temas que no aparecieron en el lp procedentes de diversos grupos punks.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Simon, Alex (Septiembre de 2007). «Crusing with Billy». Venice magazine. pp. 68–71. Consultado el 2009-02-10. 
  2. a b Williams, p. 135
  3. Williams, p. 136
  4. http://www.laventure.net/tourist/rt_hist.htm
  5. Rechy, p. 82
  6. Hadleigh, p. 90
  7. Williams, p. 138
  8. Russo, p. 238

Bibliografía[editar]

  • Hadleigh, Boze (2001). The Lavender Screen: The Gay and Lesbian Films: Their Stars, Makers, Characters, and Critics. Citadel Press. ISBN 0-8065-2199-6.
  • Murray, Raymond (1995). Images in the Dark: An Encyclopedia of Gay and Lesbian Film and Video. TLA Publications. ISBN 1-880707-01-2.
  • Rechy, John (2004). Beneath the Skin: The Collected Essays. Carroll & Graf Publishers. ISBN 0-7867-1405-0.
  • Russo, Vito (1987). The Celluloid Closet: Homosexuality in the Movies revised edition. Harper & Row. ISBN 0-06-096132-5.
  • Savran, David (1998). Taking it like a man: white masculinity, masochism, and contemporary American culture. Princeton University Press. ISBN 0-691-05876-8, pp.213-217
  • Williams, Linda Ruth (2005). The Erotic Thriller in Contemporary Cinema. Indiana University Press. ISBN 0-253-34713-0.

Enlaces externos[editar]