AIM-9 Sidewinder

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
AIM-9 Sidewinder
Sidewider missile 20040710 145400 1.4.jpg
Un misil AIM-9E Sidewinder expuesto en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos.
Tipo Misil aire-aire de corto alcance
País de origen Bandera de los Estados Unidos
Significado del nombre "Crótalo Cornudo" Crotalus cerastes
Historia de servicio
En servicio 1956 (AIM-9B) – presente
Operadores Estados Unidos
Historia de producción
Fabricante Nammo, Raytheon Company, Ford Aerospace, Loral Corporation
Costo unitario 85.000 US$
Producida Septiembre de 1953
Especificaciones
Peso 85,3 kg
Longitud 3,02 m
Diámetro 127 mm

Alcance efectivo De 1 a 35,4 km
Explosivo Ojiva de barra contínua WDU-17/B
Peso del explosivo 9,4 kg
Detonación Influencia magnética (versiones antiguas), Infrarrojos activos (desde la versión AIM-9L en adelante)

Envergadura 279,4 mm
Propulsor Cohete de combustible sólido Hercules/Bermite MK 36
Velocidad máxima Mach 2,5
Sistema de guía Infrarrojos
Plataforma de lanzamiento Aviones y helicópteros

El AIM-9 Sidewinder es un misil aire-aire de corto alcance, guiado por infrarrojos, montado principalmente en aviones de caza para combate aire-aire y, recientemente, también en algunos helicópteros de ataque. La primera versión del misil entró en servicio con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos a principios de los años 1950, y sus variantes y actualizaciones continúan en servicio activo en un gran número de fuerzas aéreas después de cinco décadas.

El Sidewinder es misil más ampliamente utilizado en los países occidentales, con más de 110.000 misiles producidos para los Estados Unidos y otros 27 países, de los cuales quizás sólo el uno por ciento ha sido utilizado en combate. Fue fabricado bajo licencia en algunas naciones entre las que se incluye Suecia. El AIM-9 es uno de los misiles aire-aire más antiguos, menos caros, y más exitosos, se estima que ha logrado unos 270 derribos de aeronaves en todo el mundo hasta la fecha.[1]

Generalidades[editar]

Su nombre proviene del crótalo cornudo (sidewinder, en inglés), serpiente que detecta a su presa mediante su calor corporal, como lo hace el misil. El AIM-9 Sidewinder fue el primer misil aire-aire realmente efectivo, y su sistema ha sido ampliamente imitado y copiado. Sus últimas versiones siguen en activo en varias fuerzas aéreas.

Cuando se lanza un misil Sidewinder, los pilotos de la OTAN utilizan la palabra clave Fox Two en las comunicaciones por radio, al igual que con todos los demás misiles termoguiados.

Historia[editar]

AIM-9R disparado desde un cazabombardero F/A-18 Hornet.

Desarrollo Inicial[editar]

El misil AIM-9 fue un desarrollo por medio de la Estación Naval de Prueba de Artillería (Naval Ordnance Test Station), localizada en Inyokern, California. La estación ahora opera bajo nombre diferente cuyo es la Estación Naval de Armas Aéreas China Lake (Naval Air Weapons Station China Lake), California. Fue designado oficialmente en 1952, y fue concebido por William Burdette McLean.

Desarrollado por las Armada de Estados Unidos (U.S. NAVY), a finales de la década de 1940, el misil AIM-9 introdujo varias tecnologías que lo hicieron más simple y fiable que su homólogo, AIM-4 Falcon, de las Fuerza Aérea de los Estados Unidos (U.S. Air Force).

Su costo es de aproximadamente 85.000 dólares por unidad.

La ventaja principal del AIM-9 es su sofisticación, y al mismo tiempo, su habilidad de detección simple, y sistema de orientación.

Basado en la experiencia de los alemanes[editar]

Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes experimentaron con un misil grande, llamado Enzian, usando un sistema de guiado por luz infrarroja, pero no consiguieron que fuera fiable. El misil tenía un fotodetector de luz infrarroja montado frente a un pequeño espejo de telescopio orientable y había unas miras en forma de cruz situadas entre ambos. Un mecanismo movía el espejo continuamente de modo que las miras proyectaran más o menos sombra sobre el detector tratando de encontrar la dirección que maximizara la señal. Esto mantenía el espejo apuntando al blanco. El sistema de control del misil trataba a su vez de orientarlo en la dirección del eje del espejo; esta estrategia se denomina de persecución pura [pure pursuit]. El Sidewinder mejoró e hizo funcionar este sistema.

Readecuación[editar]

Lo primero era reemplazar el espejo "orientable", con otro rotativo que apuntaba hacia la parte delantera del misil. El detector fue montado frente al espejo. Cuando el eje longitudinal del espejo, el eje del misil y la línea de visión al blanco se encuentren alineados, los rayos reflejados del blanco serán registrados por el detector (suponiendo que el blanco no esté muy lejos del eje). Por lo tanto, el ángulo del espejo durante detección, calcula la dirección del blanco en el eje de rotación del misil.

Mecanismo de dirección[editar]

El viraje del misil hacia el blanco es proporcional a la distancia entre la imagen de éste y el centro del espejo: Si el blanco esta más alejado del eje, los rayos se reflejarán sobre la orilla exterior: Si el blanco esta más cerca del eje, los rayos reflejarán más cerca del centro del espejo. La velocidad lineal del espejo es más alta sobre la orilla exterior, aunque su grosor es igual. Por lo tanto, si un blanco está más lejos del eje, su reflejo dura menos; y si el blanco está muy alineado con el eje, el pulso que produce el reflejo es largo. Así puede calcularse el ángulo de desvío del misil según dure el pulso de la imagen infrarroja.

Este tipo de señal hace al sistema rastreador, más simple y mejor. En vez de sólo apuntar el misil al blanco (lo que no es eficaz), el AIM-9 "recuerda" el tiempo y la dirección de cada pulso; el algoritmo del calculador, trata de minimizar la diferencia entre pulsos sucesivos en vez de minimizar la diferencia en ángulos entre el detector y el misil -lo que llevaría que los pulsos fueran más largos- Así el AIM-9 sigue una trayectoria llamada persecución proporcionada (proportional pursuit [1]), que es mucho más eficaz y guía al misil hacia donde “va a estar” el blanco.

Sin embargo este sistema también requiere que el misil tenga una orientación del eje de giro constante. Si el misil adquiere un movimiento de precesión, los datos de duración de los pulsos basados en la velocidad de giro del espejo serán imprecisos. Reducir la precesión normalmente requeriría añadir algún tipo de sensor que averigüe en que dirección está “abajo” y además un sistema de control corrector. En su lugar, se añadieron unas aletas en la cola con pequeños discos en su superficie exterior. Al incidir sobre ellos la corriente de aire los hace girar muy velozmente. Si el misil se mueve en precesión, la fuerza giroscópica del disco guía la aleta hacia la dirección del flujo de aire, anulando el movimiento. Así los diseñadores sustituyeron un sistema de control potencialmente complicado por una solución mecánica simple.

Variante tierra aire[editar]

Se ha desarrollado una variante para uso tierra-aire desde el sistema antiaéreo denominado MIM-72 Chaparral.

Véase también[editar]

Desarrollos relacionados

Misiles similares

Listas relacionadas

Referencias[editar]

  1. «Raytheon AIM-9 Sidewinder». www.designation-systems.net. Consultado el 2 de febrero de 2010.

Enlaces externos[editar]