9P/Tempel 1

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El proyectil lanzado por Deep Impact choca con Tempel 1.
Detalle de un cráter en la imagen del Cometa Tempel 1 tomada por el proyectil disparado desde la sonda Deep Impact unos segundos antes del impacto.

Tempel 1 es un cometa periódico (formalmente denominado 9P/Tempel 1). Fue descubierto el 3 de abril de 1867 por Wilhelm Tempel, un astrónomo que trabajaba en Marsella. Cuando fue descubierto, el cometa alcanzaba su perihelio una vez cada 5,68 años. Se volvió a observar en 1873 y 1879. Sin embargo, la órbita de Tempel 1 se acerca en ocasiones a Júpiter, hecho que provoca un cambio en su periodo orbital. Este evento ocurrió en 1881, alargando el periodo orbital a 6,5 años. El perihelio también cambió, aumentándose en 50 millones de kilómetros, dejando al cometa mucho menos visible desde la Tierra. Como resultado, los astrónomos perdieron la pista al cometa y supusieron que se había desintegrado. No fue hasta los años 60 cuando el astrónomo estadounidense Brian G. Marsden redescubrió Tempel 1, al realizar cálculos precisos de la órbita del cometa, teniendo en cuenta perturbaciones en Júpiter. Su período orbital actual equivale a 5,5 años.

Tempel 1 no es un cometa brillante; su máxima magnitud aparente ha sido, de momento, de +11, muy por debajo de la visibilidad a simple vista. Se cree que su tamaño es de 14 x 4 kilómetros, basados en medidas tomadas por el Telescopio Espacial Hubble con luz visible y por el Telescopio Espacial Spitzer con luz infrarroja. Combinando estas observaciones también se obtuvo un bajo albedo, de sólo un 4%. Se determinó también una tasa de rotación de dos días.

El 4 de julio de 2005, a las 05:52 TUC, la sonda espacial Deep Impact de la NASA lanzó un proyectil que impactó contra Tempel 1. Los telescopios espaciales observaron el fenómeno que momentáneamente aumentó el brillo del cometa unas 30 veces mientras la sonda Deep Impact, que se encontraba a sólo 500 km del cometa, observó el impacto que levantó una nube de gas y polvo que se extendió unos 1.800 km.

Los detalles exactos del cráter que se formó aún no se conocen. Se cree que puede medir unos 200 metros de diámetro y de 30 a 50 metros de profundidad, aunque puede ser mucho más pequeño dependiendo de la composición y estructura del cometa. El propósito de esta misión es estudiar la composición interna del núcleo de un cometa.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]