24 Hour Party People

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

24 Hour Party People es una película británica del año 2002, que retrata las peripecias de una comunidad de bandas musicales de la ciudad de Mánchester entre fines de los años setenta y principios de los noventa, y de Factory Records, empresa productora de sus discos. Fue escrita por Frank Cottrell Boyce y dirigida por Michael Winterbottom. El film es un drama basado en una combinación de eventos reales, leyenda urbanas, rumores y creaciones del autor durante el transcurso de la cinta. La cinta participó en la selección oficial del Festival de Cannes de 2002.

Argumento[editar]

La historia comienza a finales de los años 1970 en los montes Peninos, donde Tony Wilson, un presentador de noticias para Granada Television se embarca en una aventura en ala delta, a pesar de no tener ninguna formación. Después de chocar varias veces y de sufrir una "desafortunada" lesión en el coxis, se aleja, luego se vuelve a la cámara, diciendo que la escena era un símbolo de lo que vendrá en muchos niveles. "No quiero decir demasiado, no quiero echar a perder la película. Voy a decir una sola palabra:. 'Ícaro' Si sabes lo que quiero decir, genial. Si no, no importa.. . Sin embargo, probablemente deberías leer más ".

Wilson no está satisfecho con su trabajo como reportero de noticias de la televisión, la búsqueda de historias como la acrobacia ala delta frustrante, diciendo a su productor, Carl, "Yo soy un periodista de mierda serio ... fui a Cambridge." Wilson, a continuación, asiste a un concierto en junio de 1976 en el Mánchester Lesser Free Trade Hall de los Sex Pistols (los Buzzcocks también iban a tocar, pero no estaban listos). A pesar de que sólo asistieron cuarenta y dos personas, Wilson cita el concierto como un gran acontecimiento histórico que podría inspirar a los asistentes a "salir y hacer maravillas".

Por su parte, Wilson es presentador del programa musical So It Goes, pero decide ir más allá de simplemente poner bandas en la televisión y se meten en la promoción de conciertos. Con su amigos Alan Erasmus y Rob Gretton, Wilson comienza una serie semanal de conciertos de punk en un club de Mánchester. Es durante la noche de apertura, y la actuación de una banda que Gretton gestiona llamada Joy Division, que Wilson es capturado por su esposa, Lindsay, recibiendo sexo oral de una mujer en la parte posterior del auto del dueño del club "Van Nosh" Don Tonay. A continuación, Lindsay toma venganza teniendo relaciones sexuales en una cabina de aseo con Howard Devoto de Buzzcocks, y son descubiertos por Tony. El verdadero Devoto, interpretando a un conserje de la limpieza del lavabo del baño, luego se vuelve a la cámara y dice: "Yo definitivamente no me acuerdo de que esto haya sucedido."

Wilson y sus amigos siguen en el negocio de la música con la creación de Factory Records, que firma un contrato con Joy Division, dirigidos por el errático y melancólico cantante Ian Curtis, como la primera banda. Mostrando su dedicación, Wilson prepara un contrato de grabación para la banda, escrita con su propia sangre, dando a los artistas un control total sobre su música. El irascible productor Martin Hannett es contratado para producir a Joy Division, y pese a las grandes dificultades que se presentan durante la grabación, el resultado es satisfactorio.

El éxito es de corta duración, sin embargo, ya que justo antes de Joy Division empezara una gira por los Estados Unidos, Curtis se suicidó ahorcándose. La noticia encuentra a Wilson mientras se prepara para hacer un reportaje acerca de un pregonero de la ciudad de Chester, y un angustiado Wilson solicita al pregonero que informe sobre la muerte de Curtis. Joy Division vence los obstáculos y sobrevive a la muerte de su cantante principal, pasando a llamarse New Order, y grabar la canción "Blue Monday".

Factory Records continúa con la construcción de su discoteca, The Haçienda. El que se muestra en la película no fue el club real, sino una réplica construida en un espacio de una fábrica de Mánchester, el club original fue cerrada en 1997 y demolido en 2002, sustituido por apartamentos de lujo. El exterior del edificio se utiliza en algunas escenas. Otra banda de éxito, los Happy Mondays, firmó con Factory Records, junto con la llegada del éxtasis y la popularidad de The Haçienda, se convierten en el motor de la naciente cultura rave.

A pesar de todo el éxito, Factory Records está perdiendo enormes cantidades de dinero, tanto en The Haçienda como en la grabación de sus bandas. En una escena, Erasmus señala que la portada del sencillo de 12 pulgadas de "Blue Monday" hace perder cinco peniques por cada copia que se vende, porque el intrincado diseño de Peter Saville cuesta más de lo que gana la discográfica. Saville es, además, retratado por tener una reputación de incumplimiento en los plazos, entregando los carteles y los boletos para las fechas del Club después de que los hechos ya han ocurrido. Los socios de Factory tratan de hacer el lanzamiento mediante su venta a London Records (que incluso hace una oferta para comprar Factory Records), pero cuando se revela que Factory no tiene contratos vigentes con cualquiera de sus artistas, el acuerdo no se concreta.

Otros problemas incluyen el uso de drogas por Shaun Ryder, líder de Happy Mondays, quien tiene las cintas maestras del cuarto álbum de estudio secuestradas, hasta que Wilson le da algo de dinero. Cuando la cinta original se reproduce, resulta que Ryder, a pesar de ser considerado por Wilson como "el mejor poeta desde Yeats", no fue capaz de escribir cualquier letra, por lo que todas las pistas para el costoso álbum registrado en Barbados, son instrumentales.

Hannett se ha convertido en imprevisible, tratando al mismo tiempo de disparar a Wilson con una pistola. Él tiene una pelea con Factory Records por las finanzas, y a la espiral en decadencia de Hannett debido al abuso de alcohol y drogas y su aumento de peso, muriendo a los 42 años. Mientras tanto, diversos aspectos de la vida de Wilson se pasan por alto, y Wilson se toma un momento para reconocer esto, rápidamente rozando su divorcio de su primera esposa, Lindsay, su segundo matrimonio y los niños, y su relación con la reina de belleza Yvette Livesey. Sus problemas de drogas y dificultades profesionales también las pasa por alto. "Yo soy un personaje secundario en mi propia historia", explica Wilson, diciendo que las historias sobre la música, y Mánchester de esos años, son más importantes que la suya propia.

Enlaces externos[editar]