.30-06 Springfield

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
De izquierda a derecha: 9,3 x 62, .30-06, 7,92 x 57 IS, 6,5 x 55 y .308 Winchester.

El .30-06 Springfield (pronunciado «treinta-cero-seis»), o 7,62 × 63 mm en el sistema métrico, es un cartucho de fusil que entró en servicio para el Ejército de Estados Unidos en 1906 (de ahí la designación 06). Fue el cartucho estándar para ese país en ambas Guerras Mundiales y en la Guerra de Corea, y se utilizó hasta principios de la década de 1970. Reemplazó al .30-03, al 6mm Lee de la Armada y al .30 del Ejército (también llamado .30-40 Krag). El .30-06 fue el cartucho principal del Ejército de Estados Unidos por casi 50 años hasta ser reemplazado por el 7,62 x 51 OTAN. Sigue siendo uno de los cartuchos más populares para caza mayor en Norteamérica y uno de los más célebres internacionalmente.

Historia[editar]

Personal de la Armada cargando cinta de munición .30-06 a bordo de un SBD Dauntless. Norfolk, Virginia, Estados Unidos de Norteamérica. Septiembre de 1942.

Muchos países estaban a principios del Siglo XX adoptando la bala spitzer (proyectil con punta aguda, no redondeada): Francia en 1898, Alemania en 1905, Rusia en 1908 y Reino Unido en 1914. El cartucho .30-03 estadounidense, en cambio, tenía un proyectil de punta redondeada, por lo que debía ser reemplazado por un diseño spitzer. Era necesario desarrollar una nueva vaina con el cuello más corto; el objetivo era disparar un proyectil de 9,7 g con velocidad de salida de 820 m/s.

El fusil M1903 Springfield, que había entrado en servicio junto con el cartucho .30-03, fue modificado para disparar el .30-06, también conocido como M1906. Se realizaron modificaciones al cañón y la recámara del fusil para mejor funcionamiento de la nueva bala. La experiencia estadounidense en la Primera Guerra Mundial indicaba que las ametralladoras de los otros países tenían un alcance efectivo mucho mayor. Antes del empleo generalizado de morteros ligeros y artillería, el disparo de ametralladoras a larga distancia era de gran importancia para la táctica de infantería estadounidense. Esto llevó a que en 1926 se desarrollara el cartucho .30 M1 Ball, que usaba una bala de 11,3 g con una base troncocónica inclinada a 9º que desarrollaba un menor velocidad de salida: 800 m/s. Esta bala ofrecía un mayor alcance efectivo debido a su mayor coeficiente balístico.

Al terminar la guerra, había un excedente de más de 2 000 000 000 de cartuchos. Las regulaciones del ejército hacían que en los entrenamientos se utilizara primero la munición más vieja. Así, la versión anterior del .30-06 se utilizó para entrenamiento; los depósitos de la nueva munición M1 se llenaron gradualmente a medida que se acababa la munición vieja. En 1936 se descubrió que el alcance máximo del M1 con su bala de 11,3 g superaba las limitaciones de seguridad. Por esto se dio una orden de emergencia que implicaba fabricar el M1 de manera que tuviera unas características similares a las del antiguo cartucho. Entonces se desarrolló en 1938 un nuevo cartucho que era un duplicado del viejo M1906, pero con un encamisado 95%cobre/5%zinc y una aleación de plomo diferente, dando como resultado una bala de 9,8 g. Este cartucho recibió la designación Cartridge .30 M2 Ball y tenía un proyectil de base plana con una velocidad de salida mayor a la de sus predecesores: 854 m/s.

Desempeño[editar]

Peine de 8 cartuchos para el fusil semiautomático M1 Garand.

El .30-06 es un cartucho muy potente diseñado para hacer blanco a distancias de 1 km. En 1906, el cartucho original M1906 .30-06 consistía de una bala de 9,7 g con encamisado de cuproníquel. Después de la Primera Guerra Mundial, las FFAA estadounidenses necesitaban ametralladoras con un mejor rendimiento a largas distancias. Basada en informes sobre armas europeas, una nueva bala más aerodinámica de 11,2 g fue desarrollada. Este cartucho con la bala de 11,2 g fue designado Cartridge, .30, M1 Ball. El .30-06 era mucho más potente que el cartucho japonés 6,5 x 50 Arisaka y más poderoso que el 7,70 x 58 Arisaka del mismo país. La nueva munición M1 resultó ser significativamente más precisa que el M1906.

La munición .30-06 es muy utilizada en fusiles de caza y para el tiro deportivo. En el presente se fabrican balas con pesos desde 7,1 g hasta 14,3 g, además de proyectiles subcalibrados de 3,6 g. Se fabrican diferentes cargas con mayor o menor presión y velocidad.

El más moderno cartucho 7,62 x 51 OTAN y su homólogo comercial, el .308 Winchester, ofrecen un rendimiento similar al .30-06, si bien son de menor tamaño. Sin embargo, la vaina más larga del cartucho .30-06 (63 mm contra 51 mm) permite cargas mucho más potentes si el operador lo prefiere.

Armas que emplearon el .30-06[editar]

Fuentes[editar]

  • C.I.P. CD-ROM edition 2003
  • C.I.P. decisions, texts and tables (descarga gratuita) (ZIP and RAR format)

Enlaces externos[editar]