(90377) Sedna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
(90377) Sedna
Artist's conception of Sedna.jpg
Representación artística.
Descubrimiento
Descubridor Mike Brown, Chad Trujillo y David Rabinowitz[1]
Fecha 14 de noviembre de 2003
Designaciones 2003 VB12
Categoría Objeto transneptuniano
Objeto desprendido
Objeto de la Nube de Oort[2]
Elementos orbitales
Longitud del nodo ascendente 144,545°
Inclinación 11,92862°
Argumento del periastro 311,29° ± 0,016°
Semieje mayor 518,57 AU
7 757 6×1013 m
77.576 Tm
Excentricidad 0,857
Anomalía media 358,163° ± 0,0064°
Elementos orbitales derivados
Época 23 de julio de 2010 (FJ 2455400.5)
Periastro o perihelio 76,361 ua
1,142 3×1013 m
11,423 Tm
Apoastro o afelio 937 UA[3]
1,402×1014 m
140,2 Tm
0,0148 AL
Período orbital sideral ≈11 400 AJ[3] [n. 1]
Próximo perihelio año 2076
Satélites 0
Características físicas
Masa ≈1 × 1021 kg[n. 2]
Dimensiones 995 ± 80 km[6]
Densidad 2,0 —asumida— g/cm3[n. 2]
Diámetro 1180 - 1800 km
Gravedad ≈0,27 m/s2
Velocidad de escape 1,04 km/s
Periodo de rotación ~40 días
Magnitud absoluta 1,83 ± 0,05[6]
Albedo 0,32 ± 0,06[6]
Características atmosféricas
Temperatura < –240 °C

Sedna comparacion tamano.jpg
Comparación del diámetro de Sedna en relación con otros cuerpos celestes

[editar datos en Wikidata]

Sedna es el cuerpo menor del Sistema Solar número 90377;[7] [n. 3] concretamente es un objeto transneptuniano. En 2012 se encuentra aproximadamente tres veces más lejos del Sol que Neptuno. Durante la mayor parte de su órbita está incluso más lejos del Sol, con su afelio estimado en 960 unidades astronómicas (ua) —32 veces la distancia de Neptuno—, por lo que es uno de los objetos más lejanos conocidos del Sistema Solar, que no sean los cometas de período largo.[n. 4] [n. 5] La órbita excepcionalmente larga y elongada de Sedna, que tarda unos 11 400 años en completarse, y su lejano punto de máxima aproximación al Sol, a 76 ua, han dado lugar a mucha especulación en cuanto a su origen.

Fue descubierto el 14 de noviembre de 2003 desde el observatorio de Monte Palomar.[10] El nombre de Sedna proviene de la diosa de la mitología esquimal del mar y de los animales marinos. Hostil a los hombres y dotada de una altura gigantesca, Sedna estaba condenada a vivir en las frías profundidades del océano Ártico.[11]

La espectroscopía reveló que la composición de su superficie es similar a la de otros objetos transneptunianos, siendo en gran medida una mezcla de hielo y tolina con metano y nitrógeno congelados. Su superficie es una de las más rojas en el Sistema Solar. No se conoce bien ni su masa ni su tamaño y la Unión Astronómica Internacional no lo ha reconocido formalmente como un planeta enano,[12] [13] aunque varios astrónomos estiman que lo es.[14] [15] [16] [17] [18]

El Minor Planet Center lo coloca en el disco disperso, un grupo de objetos enviados a órbitas muy alargadas por la influencia gravitacional de Neptuno. Sin embargo, esta clasificación es cuestionada ya que Sedna nunca se acerca lo suficiente a Neptuno como para que pueda afectarle, lo que llevó a algunos astrónomos a concluir que en realidad es el primer miembro conocido de la región interior de la nube de Oort. Otros especulan con que podría haber sido empujado a su órbita actual por una estrella en tránsito, tal vez del seno del grupo de nacimiento del Sol, o incluso que fuera capturado de otro sistema estelar. Otra hipótesis sugiere que su órbita puede ser evidencia de otro planeta más allá de la órbita de Neptuno. El astrónomo Michael E. Brown —co-descubridor de Sedna y de los planetas enanos Eris, Haumea y Makemake— cree que es el objeto transneptuniano más importante encontrado hasta la fecha, pues el estudio de su inusual órbita puede aportar información valiosa acerca del origen y la evolución temprana del sistema solar.[19]

Descubrimiento y nombre[editar]

Mike Brown de Caltech, Chad Trujillo del Observatorio Gemini y David Rabinowitz de la Universidad de Yale el 14 de noviembre de 2003 descubrieron Sedna —designado provisionalmente 2003 VB12[20] — como parte de un estudio que comenzó en 2001 con el Telescopio Samuel Oschin en el Observatorio Palomar, en el que emplearon la cámara Palomar Quest de 160 megapíxeles de Yale. Observaron un objeto que se movía en 4,6 segundos de arco en 3,1 horas con respecto a las estrellas, indicando que su distancia era de aproximadamente 100 ua. Las observaciones de seguimiento en noviembre-diciembre de 2003 con el telescopio SMARTS en el Observatorio de Cerro Tololo en Chile, así como con el telescopio Tenagra IV del Observatorio W. M. Keck en Hawái, revelaron que el objeto se movía a lo largo de una órbita distante altamente excéntrica. Posteriormente, el objeto fue identificado en imágenes precovery realizadas anteriormente por el Telescopio Samuel Oschin así como en las imágenes del programa Near Earth Asteroid Tracking. Estas posiciones anteriores ampliaron su arco orbital conocido y permitió un cálculo más preciso de la órbita.[10]

«Nuestro objeto recientemente descubierto es el lugar más frío y más lejano conocido en el Sistema Solar», dijo Mike Brown en su página web, «así que siento que es apropiado nombrarlo en honor de Sedna, la diosa inuit del mar, que se creía que vivía en la parte inferior del frígido océano Ártico».[11] Brown también le sugirió al Minor Planet Center de la Unión Astronómica Internacional que los objetos que fueran descubiertos en la región orbital de Sedna en el futuro también deberían llevar el nombre de las entidades en la mitología del Ártico. El equipo hizo público el nombre «Sedna» antes de que el objeto hubiera sido oficialmente numerado.[21] Brian Marsden, director del Minor Planet Center, dijo que tal acción era una violación del protocolo, y que algunos miembros de la UAI podrían votar en contra.[22] Sin embargo, no hubo objeciones al nombre, y no se propusieron otros. El Comité de la IAU sobre Nomenclatura de Cuerpos Menores aceptó formalmente el nombre en septiembre de 2004,[23] y también consideró que, en casos similares de extraordinario interés, podría permitir en el futuro que se anunciaran los nombres antes de que fueran numerados oficialmente.[21]

Órbita y rotación[editar]

Animación que representa la órbita de Sedna.

Sedna tiene el mayor período orbital de cualquier objeto grande conocido en el Sistema Solar,[n. 5] calculado en cerca de 11 400 años.[n. 1] Su órbita es extremadamente excéntrica, con un afelio que se calcula en 937 ua[3] y un perihelio de unas 76 ua, siendo el mayor para los objetos conocidos del Sistema Solar.[24] Cuando fue descubierto se encontraba a aproximadamente 89,6 ua[8] del Sol, y era el objeto más distante observado del Sistema Solar. Posteriormente el mismo equipo de investigadores descubrió Eris a 97 ua. Si bien las órbitas de algunos cometas de periodo largo se extienden más allá de la de Sedna, son demasiado difusos para ser descubiertos excepto cuando se aproximan a su perihelio en el Sistema Solar interior. Aunque Sedna alcance su perihelio hacia 2076,[9] [n. 6] el Sol aparecería simplemente como una estrella muy brillante en su cielo, solo cien veces más brillante que la luna llena en la Tierra, y demasiado lejos como para ser visible como un disco a simple vista.[26]

Cuando fue descubierto se pensaba que Sedna tenía un período rotacional inusualmente largo —veinte a cincuenta días—.[26] Inicialmente se especuló con que su rotación era ralentizada por una compañera binaria, similar a Caronte, la luna de Plutón.[11] En marzo de 2004 el telescopio espacial Hubble buscó ese satélite pero no encontró nada,[27] [n. 7] y las medidas posteriores del telescopio sugirieron períodos de rotación mucho menores —de 10 h aproximadamente—, bastante típico para un cuerpo de su tamaño.[29]

Características físicas[editar]

Imágenes de Sedna.

Sedna tiene una magnitud absoluta banda V —H— de aproximadamente 1,8 y se estima que tiene un albedo de alrededor de 0,32, lo que le otorga un diámetro de aproximadamente 1 000 km.[6] En el momento de su descubrimiento fue el objeto intrínsecamente más brillante que se encontró en el Sistema Solar desde Plutón en 1930. En 2004, los descubridores estimaron el límite máximo de su diámetro en 1 800 km,[30] pero en 2007 este valor fue revisado y reducido a menos de 1 600 km después de ser observado por el telescopio espacial Spitzer.[31] En 2012, las mediciones del Observatorio Espacial Herschel sugirieron que el diámetro de Sedna es de 995 ± 80 km, lo que lo haría más pequeño que Caronte.[6] Como Sedna no tiene lunas conocidas, determinar su masa es imposible en la actualidad sin enviar una sonda espacial. Sin embargo, si además de los cálculos anteriores para su diámetro se toma como referencia la densidad de Plutón de 2,0 g/cm3, el rango de masa estimada es aproximadamente 1 x 1021 kg.[n. 8]

Las observaciones de los telescopios SMARTS muestran que en luz visible Sedna es uno de los objetos más rojos del Sistema Solar, casi tan rojo como Marte.[11] Se sugirió que el color rojo oscuro de Sedna se debe a una capa superficial de lodo con hidrocarburos, o tolina, formada a partir de compuestos orgánicos más sencillos tras una larga exposición a la radiación ultravioleta.[32] Su superficie es homogénea en color y espectro, lo cual puede deberse a que Sedna, a diferencia de los objetos más cercanos al Sol, raras veces es impactado por otros cuerpos, lo que expondría las partes brillantes de material congelado fresco, como en Asbolo.[32] Sedna y otros dos objetos muy distantes —2000 OO67 y 2006 SQ372— comparten su color con los objetos clásicos del Cinturón de Kuiper y el centauro Folo, lo que sugiere un origen en una región similar.[33]

Se establecieron límites superiores a la composición de la superficie de Sedna en 60% de metano congelado y un 70% de hielo.[32] La presencia de metano también apoya la existencia de tolinas en la superficie de Sedna, ya que son producidas por la irradiación de metano.[34] El espectro de Sedna fue comparado con el de Tritón y se detectaron bandas de absorción débiles pertenecientes a metano y nitrógeno congelados. A partir de estas observaciones, se sugirió el siguiente modelo de la superficie: 24% de tolinas tipo Tritón, 7% de carbono amorfo, un 10% de nitrógeno, 26% de metanol y 33% de metano.[35] La detección de metano y agua congelados se confirmó en 2006 por la fotometría en infrarrojo medio del telescopio espacial Spitzer.[34] La presencia de nitrógeno en la superficie sugiere la posibilidad de que, al menos por un tiempo corto, Sedna pudo poseer una atmósfera. Durante un período de alrededor de doscientos años cerca del perihelio la temperatura máxima de Sedna debió exceder 35,6 K (-237,6 °C), la temperatura de transición entre la fase alfa-sólida de N2 y la fase beta vista en Tritón. A los 38 K, la presión de vapor de N2 sería de 14 microbar (0.000014 atmósferas).[35] Sin embargo, su profunda inclinación espectral roja es un indicativo de una alta concentración de materia orgánica en su superficie, y sus bandas débiles de absorción de metano indican que el metano en la superficie de Sedna es antiguo, en lugar de depositarse recientemente. Esto quiere decir que Sedna es demasiado frío para que el metano se evapore de la superficie y luego caiga de nuevo en forma de nieve, como ocurre en Tritón y, probablemente, en Plutón.[34]

Los modelos de calentamiento interno a través de la desintegración radiactiva sugieren que Sedna podría ser capaz de soportar un océano subterráneo de agua líquida.[36]

Origen[editar]

Imagen en la que se muestran el sistema solar interior, los asteroides, el sistema solar exterior, el cinturón de Kuiper, la órbita de Sedna, y parte de la nube de Oort interior.

En su artículo anunciando el hallazgo de Sedna, los descubridores lo describieron como el primer cuerpo observado perteneciente a la nube de Oort, una hipotética nube de cometas que se cree que existe a una distancia de aproximadamente un año luz del Sol. Observaron que, a diferencia de los objetos del disco disperso tales como Eris, el perihelio de Sedna —76 ua— está demasiado lejos para haber sido dispersado por la influencia gravitacional de Neptuno.[10] Debido a que está mucho más cerca del Sol de lo esperable para un objeto de la nube de Oort y que tiene una inclinación más o menos similar a la de los planetas y a la del cinturón de Kuiper, lo describieron como un «objeto de la nube de Oort interior», situado en el disco que va desde el cinturón de Kuiper a la parte esférica de la nube.[37] [38]

Si Sedna se formó en su ubicación actual, el disco protoplanetario original del Sol debió haberse extendido hasta 75 ua en el espacio.[39] Además, la órbita inicial de Sedna debió ser circular, o de lo contrario no podría haberse formado por la acreción de cuerpos más pequeños en un conjunto, ya que las grandes velocidades relativas entre los planetesimales habrían sido demasiado perjudiciales. Por lo tanto, debió ser llevado a su órbita excéntrica actual por una interacción gravitatoria con otro cuerpo.[40] En su artículo inicial, los descubridores sugirieron tres posibles candidatos para el cuerpo perturbador: un planeta oculto más allá del cinturón de Kuiper, una estrella en tránsito o una de las estrellas jóvenes integradas con el Sol en el cúmulo estelar en el que se formó.[10] Concretamente respaldaron esta última hipótesis, aduciendo que el afelio de Sedna de aproximadamente 1 000 ua, que está relativamente cerca en comparación con el de los cometas de período largo, no está lo suficientemente lejos como para verse afectado por estrellas en tránsito en sus actuales distancias al Sol. Propusieron que la órbita de Sedna se explica mejor si el Sol se hubiera formado en un cúmulo abierto de estrellas que se disoció gradualmente con el tiempo.[10] [41] [42] Otros astrónomos avanzaron posteriormente en esta hipótesis.[43] [44] Simulaciones por computadora muestran que múltiples tránsitos entre las estrellas jóvenes de dichos cúmulos abiertos podrían provocar en muchos objetos órbitas semejantes a las de Sedna.[10] Un estudio sugiere que la explicación más probable de la órbita de Sedna es que fue perturbada por una estrella que transitaba cerca —a unas 800 ua— en los primeros 100 millones de años aproximadamente de la existencia del Sistema Solar.[43] [45]

Imagen del descubrimiento de Sedna tomada con el Telescopio Schmidt de cuarenta y ocho pulgadas del Observatorio Palomar —ahora llamado Telescopio Samuel Oschin—.

Varios astrónomos avanzaron en la hipótesis del planeta transneptuniano de varias maneras. Un escenario involucra perturbaciones de la órbita de Sedna por un cuerpo hipotético de tamaño planetario en el interior de la nube de Oort. Simulaciones recientes muestran que las características orbitales de Sedna podrían explicarse por perturbaciones de un objeto de la masa de Neptuno a 2 000 ua —o menos—, una masa de Júpiter a 5 000 ua, o incluso un objeto de masa terrestre a 1 000 ua.[42] [46] Las simulaciones por computador sugirieron que la órbita de Sedna pudo ser causada por un cuerpo del tamaño de la Tierra, expulsado hacia el exterior por Neptuno, a principios de la formación del Sistema Solar y que hoy en día se encontraría en una órbita alargada de entre 80 y 170 ua del Sol.[47] Se han realizado varios estudios del cielo sin detectar objetos del tamaño de la Tierra a una distancia aproximada de 100 ua. Sin embargo, es posible que dicho objeto haya sido expulsado fuera del Sistema Solar después de la formación de la nube de Oort interior.[48]

Algunos astrónomos han sugerido que la órbita de Sedna es el resultado de la influencia de una gran compañera binaria del Sol situada a una distancia de miles de unidades astronómicas.[49] Una de esas estrellas hipotéticas es Nemesis, una compañera oscura del Sol propuesta como responsable de la supuesta periodicidad de las extinciones masivas en la Tierra por impactos cometarios, el registro de impactos lunares y los elementos comunes orbitales de una serie de cometas de período largo.[46] [50] Sin embargo, no hay hasta la fecha evidencia directa de la existencia de Némesis y muchas líneas de investigación, por ejemplo el índice de craterización, han puesto en tela de juicio su existencia.[51] [52] Astrónomos que apoyan esta hipótesis han sugerido que un objeto de cinco veces la masa de Júpiter que se extienda aproximadamente a 7 850 ua del Sol, podría provocar en un objeto una órbita como la de Sedna.[49]

Otras hipótesis sugieren que Sedna no se originó en nuestro Sistema Solar, sino que fue capturado por el Sol procedente de un sistema planetario extrasolar en tránsito, específicamente del de una enana marrón con una masa unas veinte veces menor que la del Sol.[43] [44]

Población[editar]

Representación artística de la superficie de Sedna, mostrando la Vía Láctea, Antares, el Sol y Espiga en el cielo. El Sol aparece como un mero punto de luz, distendido por el polvo. La superficie de Sedna es hielo rojo, brillando tenuemente a la luz del sol del mediodía.

La órbita altamente elíptica de Sedna indica que la probabilidad de detectarlo fue de aproximadamente 1 en 80, lo que sugiere que, a menos que su descubrimiento fuese una casualidad, podrían existir en su región entre cuarenta y ciento veinte objetos del tamaño de Sedna.[10] [28] Esto sugiere que Sedna podría ser el primer elemento de una serie de congelados que se ubican entre el Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort[53] denominada «población de Sedna».[54] Otro objeto, (148209) 2000 CR105, tiene una órbita similar pero menos extrema: cuenta con un perihelio de 44,3 ua, un afelio de 394 ua, y un periodo orbital de 3 240 años. Pudo ser afectado por los mismos procesos que Sedna.[43]

Cada uno de los mecanismos propuestos para la órbita extrema de Sedna dejaría una marca distintiva de la estructura y la dinámica de una población más amplia. Si el responsable fue un planeta transneptuniano, todos esos objetos compartirían aproximadamente el mismo perihelio (≈ 80 ua). Si Sedna fue capturado desde otro sistema planetario que gira en la misma dirección que el Sistema Solar, entonces todos los miembros de la población de Sedna tendrían inclinaciones relativamente bajas y poseerían semiejes mayores que van desde 100 hasta 500 ua. Si rotara en dirección opuesta se formarían dos poblaciones, una con inclinación baja y una con alta. La gravedad de las estrellas perturbadoras produciría una amplia variedad de perihelios e inclinaciones, dependientes del número y el ángulo de tales encuentros.[48]

Obtener una muestra más grande de esos objetos podría ayudar a determinar cuál es el escenario más probable.[55] «Yo diría que Sedna es un registro fósil del Sistema Solar temprano», dijo Brown en 2006. «Con el tiempo, cuando se encuentren registros de otros fósiles, Sedna nos ayudará a comprender cómo se formó el Sol y el número de estrellas cercanas al Sol cuando se formó».[19] En 2007-2008 Brown, Rabinowitz y Megan Schwamb trataron de localizar otro miembro de la población hipotética de Sedna. Aunque el estudio era sensible a los movimientos a 1 000 ua y descubrió al candidato a planeta enano 2007 OR10, no se detectaron nuevos cuerpos en órbitas como la de Sedna.[55] Las simulaciones posteriores que incorporan los nuevos datos sugieren que en esta región probablemente existen alrededor de cuarenta objetos del tamaño de Sedna.[55] Otro estudio realizado en 2011[56] encontró dieciocho objetos del Sistema Solar exterior, catorce de los cuales eran objetos transneptunianos desconocidos. Varios de estos objetos podrían estar en equilibrio hidrostático y ser por tanto planetas enanos. El estudio concluyó que, en comparación con la población principal del Cinturón de Kuiper y para los objetos mayores (H < 4,5 mag), la población del disco disperso parece tener pocas veces más objetos, mientras que la población de Sedna puede ser varias veces mayor.[54]

Clasificación[editar]

El Minor Planet Center, que cataloga oficialmente los objetos en el Sistema Solar, clasifica a Sedna como un objeto disperso.[57] Sin embargo, este grupo está fuertemente cuestionado y muchos astrónomos sugirieron que, junto con algunos otros objetos —por ejemplo, (148209) 2000 CR105—, se colocara en una nueva categoría de objetos distantes que podría llamarse «objetos de disco dispersos extendidos» —E-SDO—,[58] «objetos desprendidos»,[59] «objetos dispersos a distancia» —DDO—[46] o «dispersos-extendidos» en la clasificación oficial de la Deep Ecliptic Survey.[60]

El descubrimiento de Sedna volvió a plantear el interrogante sobre qué objetos astronómicos deben considerarse planetas y cuáles no, algo que ya se planteó con motivo del descubrimiento de Quaoar. El 15 de marzo de 2004 varias agencias de noticias informaban de que «se había descubierto el décimo planeta». Sin embargo, el 24 de agosto de 2006 la Unión Astronómica Internacional redefinió en Praga lo que debe entenderse por planeta, exigiendo que debía haber despejado la vecindad alrededor de su órbita —dominancia orbital—. Se estima que Sedna tiene un parámetro Stern–Levison mucho menor que 1, y por tanto no se puede considerar que despejó su entorno, aunque no se descubrió ningún otro objeto en su proximidad. Para poder ser calificado como planeta enano, Sedna debía mostrar equilibrio hidrostático, es decir, ser esencialmente esférico. Es lo suficientemente brillante y, por lo tanto, suficientemente grande, por lo cual se espera que este sea el caso.[61]

Exploración[editar]

Sedna alcanzará su perihelio en torno a 2075-2076.[n. 4] Esta aproximación al Sol ofrece una oportunidad de estudio que no volverá a ocurrir en 12 000 años. Aunque Sedna está listado en el sitio web de exploración del Sistema Solar de la NASA,[62] la agencia no está considerando ningún tipo de misión a Sedna en 2012.[63]

Notas[editar]

  1. a b Dada la excentricidad orbital de este objeto, distintas épocas pueden generar soluciones heliocéntricas imperturbadas bastante distintas para el cálculo del mejor ajuste de dos cuerpos del periodo orbital. Utilizando una época de 1950, Sedna muestra un periodo de 12 100 años,[2] pero utilizando una época de 2010 muestra un periodo de 11 800.[4] Para objetos de tanta excentricidad, las coordenadas baricéntricas del Sol son más estables que las coordenadas heliocéntricas.[5] Utilizando JPL Horizons, el periodo orbital bariocéntrico es de aproximadamente 11 400 años.[3]
  2. a b Tomando las estimaciones de Herschel para el diámetro de cerca de 1 000 km y asumiendo que la densidad de Plutón es de 2,0 (<0,10 Eris)
  3. El Minor Planet Center asigna un número de catálogo a todos los objetos menores del Sistema Solar. El número de Sedna en esa base de datos corresponde al 90377.[7]
  4. a b Hasta 2012 Sedna estaba a unas 87 UA del Sol; Eris, el planeta enano más masivo conocido, se encuentra más lejos del Sol que Sedna, a 96,6 ua;[8] Eris está cerca de su afelio —máxima distancia posible del Sol—, mientras que Sedna se aproximará a su perihelio —la aproximación más cercana al Sol— en 2076.[9] Sedna superará a Eris en 2114, pero el candidato a planeta enano 2007 OR10 los superará a ambos en el año 2045[9]
  5. a b Los cuerpos menores del Sistema Solar —como 2010 EC46, 2006 SQ372, 2005 VX3, 2000 OO67, 2002 RN109, 2007 TG422— y varios cometas tienen órbitas heliocéntricas más grandes, pero solo 2006 SQ372, 2000 OO67 y 2007 TG422 tienen un punto de perihelio más allá de la órbita de Júpiter, por lo que es discutible si la mayoría de estos objetos son clasificados erróneamente como cometas.
  6. Los diferentes programas que utilizan diferentes épocas o conjuntos de datos producen fechas ligeramente diferentes para el perihelio de Sedna. Utilizando una época de 2010, la base de datos de cuerpos menores del JPL muestra una fecha de perihelio de 2075.[4] Utilizando una época de 1990, el DES Lowell muestra el perihelio en 2479285.0598[25] —13 de diciembre de 2075— A partir de 2010, el JPL Horizons —utilizando integración numérica— mostró una fecha de perihelio de 18 de julio de 2076.[9]
  7. La búsqueda del HST no encontró candidatos a satélite con un límite de unas 500 veces menores que Sedna (Brown y Suer 2007).[28]
  8. Tomando las estimaciones de Herschel para el diámetro de alrededor de 1 000 km y asumiendo que la densidad de Plutón es de 2,0 (<0,10 Eris)

Referencias[editar]

  1. «Discovery Circumstances: Numbered Minor Planets (90001)–(95000)» (en inglés). IAU: Minor Planet Center. Consultado el 8 de julio de 2012.
  2. a b Marc W. Buie (22 de noviembre de 2009). «Orbit Fit and Astrometric record for 90377» (en inglés). Deep Ecliptic Survey. Consultado el 8 de julio de 2012.
  3. a b c d Horizons output. «Barycentric Osculating Orbital Elements for 90377 Sedna (2003 VB12)» (en inglés). Consultado el 8 de julio de 2012. —La solución utiliza el baricentro del Sistema Solar y coordenadas baricéntricas. Tipo de efemeride seleccionado:Elementos y Centro:@0— (archivo guardado de salida de Horizons 4 de febrero de 2011)
  4. a b «JPL Small-Body Database Browser: 90377 Sedna (2003 VB12)» (en inglés) (5 de enero de 2010 última obs). Consultado el 8 de julio de 2012.
  5. Kaib, Nathan A.; Becker, Andrew C.; Jones, R. Lynne; Puckett, Andrew W.; Bizyaev, Dmitry; Dilday, Benjamin; Frieman, Joshua A.; Oravetz, Daniel J.; Pan, Kaike; Quinn, Thomas; Schneider, Donald P.; Watters, Shannon (2009). «2006 SQ372: A Likely Long-Period Comet from the Inner Oort Cloud» (en inglés). The Astrophysical Journal 695 (1):  pp. 268–275. doi:10.1088/0004-637X/695/1/268. Bibcode2009ApJ...695..268K. 
  6. a b c d e Pál, A.; Kiss, C.; Müller, T. G.; Santos-Sanz, P.; Vilenius, E.; Szalai, N.; Mommert, M.; Lellouch, E. et ál. (2012). «"TNOs are Cool": A survey of the trans-Neptunian region. VII. Size and surface characteristics of (90377) Sedna and 2010 EK». Astronomy & Astrophysics 541:  pp. L6. doi:10.1051/0004-6361/201218874. http://adsabs.harvard.edu/abs/2012A%26A...541L...6P. 
  7. a b Minor Planet Center. «List Of Centaurs and Scattered-Disk Objects» (en inglés). Consultado el 11 de octubre de 2012.
  8. a b «AstDys (90377) Sedna Ephemerides 2003-11-14» (en inglés). Department of Mathematics, University of Pisa, Italy. Consultado el 8 de julio de 2012.
  9. a b c d JPL Horizons On-Line Ephemeris System (18 de julio de 2010). «Horizons Output for Sedna 2076/2114» (en inglés). Consultado el 8 de julio de 2012.
  10. a b c d e f g Mike Brown, David Rabinowitz, Chad Trujillo (2004). «Discovery of a Candidate Inner Oort Cloud Planetoid» (en inglés). Astrophysical Journal 617 (1):  pp. 645–649. doi:10.1086/422095. Bibcode2004ApJ...617..645B. 
  11. a b c d Brown, Mike. «Sedna» (en inglés). Caltech. Archivado desde el original el 25 de julio de 2010. Consultado el 8 de julio de 2012.
  12. International Astronomical Union (Working Group for Planetary System Nomenclature). «Planetary Names: Planet and Satellite Names and Discoverers» (en inglés). Gazetteer of Planetary Nomenclature. Consultado el 7 de julio de 2012.
  13. NASA. «List of Dwarf Planets» (en inglés). Consultado el 7 de julio de 2012.
  14. Barucci; et al. (2010). «(90377) Sedna: Investigation of surface compositional variation» (en inglés). The Astronomical Journal 140:  pp. 6. http://iopscience.iop.org/1538-3881/140/6/2095/. 
  15. Rabinowitz; Schaefer, Tourtellotte (2011). «SMARTS Studies of the Composition and Structure of Dwarf Planets.» (en inglés). Bulletin of the American Astronomical Society 43. http://adsabs.harvard.edu//abs/2011AAS...21820401R. 
  16. Malhotra, On the Importance of a Few Dwarf Planets (2010). (en inglés)Bulletin of the American Astronomical Society 41. http://adsabs.harvard.edu//abs/2009AAS...21423704M. 
  17. Tancredi, G.; Favre, S. (2008). «Which are the dwarfs in the solar system?» (en inglés). Asteroids, Comets, Meteors. Consultado el 8 de julio de 2012.
  18. Michael E. Brown (23 de setiembre de 2011). «How many dwarf planets are there in the outer solar system? (actualización diaria)» (en inglés). California Institute of Technology. Consultado el 8 de julio de 2012.
  19. a b Cal Fussman (2006). «The Man Who Finds Planets». Discover. Archivado desde el original el 16 de junio de 2010. Consultado el 8 de julio de 2012.
  20. Orbital Hangar Moods. «Sedna v2.0» (en inglés). Consultado el 11 de octubre de 2012.
  21. a b «MPEC 2004-S73 : Editorial Notice» (en inglés). IAU Minor Planet Center (2004). Consultado el 8 de julio de 2012.
  22. Walker, Duncan (16-03-2004). «How do planets get their names?». BBC News (en inglés). Consultado el 8 de julio de 2012. 
  23. «[g MPC 52733]» (en inglés). Minor Planet Center (2004). Consultado el 8 de julio de 2012.
  24. Chadwick A. Trujillo, M. E. Brown, D. L. Rabinowitz; Brown; Rabinowitz (2007). «The Surface of Sedna in the Near-infrared» (en inglés). Bulletin of the American Astronomical Society 39:  p. 510. Bibcode2007DPS....39.4906T. 
  25. Southwest Research Institute Planetary Science Directorate. «Orbit Fit and Astrometric record for 90377» (en inglés). Consultado el 7 de julio de 2012.
  26. a b «Hubble Observes Planetoid Sedna, Mystery Deepens; Long View from a Lonely Planet» (en inglés). Hubblesite, STScI-2004-14 (2004). Consultado el 8 de julio de 2012.
  27. «Hubble Observes Planetoid Sedna, Mystery Deepens». Hubblesite, STScI-2004-14 (2004). Consultado el 8 de julio de 2012.
  28. a b Michael E. Brown. «The largest Kuiper belt objects» (pdf). En M. Antonietta Barucci, Hermann Boehnhardt, Dale P. Cruikshank. The Solar System Beyond Neptune (en inglés). University of Arizona Press. pp. 335–345. ISBN 0-8165-2755-5. 
  29. B. Scott Gaudi; Krzysztof Z. Stanek, Joel D. Hartman, Matthew J. Holman, Brian A. McLeod (CfA) (2005). «On the Rotation Period of (90377) Sedna» (en inglés). The Astrophysical Journal 629 (1):  pp. L49–L52. doi:10.1086/444355. Bibcode2005ApJ...629L..49G. 
  30. W. M. Grundy, K. S. Noll, D. C. Stephens (2005). «Diverse Albedos of Small Trans-Neptunian Objects». Icarus 176 (1):  pp. 184–191. doi:10.1016/j.icarus.2005.01.007. Bibcode2005Icar..176..184G. 
  31. John Stansberry, Will Grundy, Mike Brown, Dale Cruikshank, John Spencer, David Trilling, Jean-Luc Margot (2008). «Physical Properties of Kuiper Belt and Centaur Objects: Constraints from Spitzer Space Telescope» (pdf). En M. Antonietta Barucci, Hermann Boehnhardt, Dale P. Cruikshank. The Solar System Beyond Neptune. University of Arizona Press. pp. 161–179. arXiv:astro-ph/0702538v2. ISBN 0-8165-2755-5. 
  32. a b c Trujillo, Chadwick A.; Brown, Michael E.; Rabinowitz, David L.; Geballe, Thomas R. (2005). «Near Infrared Surface Properties of the Two Intrinsically Brightest Minor Planets: (90377) Sedna and (90482) Orcus» (en inglés). The Astrophysical Journal 627 (2):  pp. 1057–1065. doi:10.1086/430337.. Bibcode2005ApJ...627.1057T. 
  33. Sheppard, Scott S. (2010). «The colors of extreme outer Solar System objects». The Astronomical Journal 139 (4):  pp. 1394–1405. doi:10.1088/0004-6256/139/4/1394. Bibcode2010AJ....139.1394S. 
  34. a b c J. P. Emery (2007). «Ices on 90377 Sedna: Conformation and compositional constraints». Astronomy and Astrophysics 406 (1):  pp. 395–398. doi:10.1051/0004-6361:20067021. Bibcode2007A&A...466..395E. 
  35. a b M. A. Barucci (2005). «Is Sedna another Triton?». Astronomy & Astrophysics 439 (2):  pp. L1–L4. doi:10.1051/0004-6361:200500144. Bibcode2005A&A...439L...1B. 
  36. Hussmann, H.; Sohl, Frank; Spohn, Tilman (Noviembre 2006). «Subsurface oceans and deep interiors of medium-sized outer planet satellites and large trans-neptunian objects» (en inglés). Icarus 185 (1):  pp. 258–273. 
  37. David Jewitt, Alessandro Morbidelli, Heike Rauer (2007). Trans-Neptunian Objects and Comets: Saas-Fee Advanced Course 35. Swiss Society for Astrophysics and Astronomy (en inglés). Berlin: Springer. p. 86. arXiv:astro-ph/0512256v1. ISBN 3-540-71957-1.  |coautores= requiere |autor= (ayuda)
  38. Lykawka, Patryk Sofia; Mukai, Tadashi (2007). «Dynamical classification of trans-neptunian objects: Probing their origin, evolution, and interrelation» (en inglés). Icarus 189 (1):  pp. 213–232. doi:10.1016/j.icarus.2007.01.001. Bibcode2007Icar..189..213L. 
  39. S. Alan Stern (2005). «Regarding the accretion of 2003 VB12 (Sedna) and like bodies in distant heliocentric orbits» (en inglés). The Astronomical Journal (Astronomical Journal) 129 (1):  pp. 526–529. doi:10.1086/426558. Bibcode2005AJ....129..526S. http://iopscience.iop.org/1538-3881/129/1/526. 
  40. Scott S. Sheppard, D. Jewitt (2005). «Small Bodies in the Outer Solar System» (en inglés) (PDF). Frank N. Bash Symposium. The University of Texas at Austin. Consultado el 25 de marzo de 2008.
  41. Mike Brown (2004). «Sedna and the birth of the solar system» (en inglés). Bulletin of the American Astronomical Society (American Astronomical Society Meeting 205) 36 (127.04):  pp. 1553. Bibcode2004AAS...20512704B. 
  42. a b «Transneptunian Object 90377 Sedna (formerly known as 2003 VB12)» (en inglés). The Planetary Society. Archivado desde el original el 25 de noviembre de 2009. Consultado el 8 de julio de 2012.
  43. a b c d Alessandro Morbidelli, Harold F. Levison (2004). «Scenarios for the Origin of the Orbits of the Trans-Neptunian Objects 2000 CR105 and 2003 VB12 (Sedna)» (en inglés). The Astronomical Journal 128 (5):  pp. 2564–2576. doi:10.1086/424617. Bibcode2004AJ....128.2564M. 
  44. a b Scott J. Kenyon, Benjamin C. Bromley (2 December 2004). «Stellar encounters as the origin of distant Solar System objects in highly eccentric orbits». Nature 432 (7017):  pp. 598–602. doi:10.1038/nature03136. PMID 15577903. Bibcode2004Natur.432..598K. 
  45. «The Challenge of Sedna» (en inglés). Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics. Consultado el 8 de julio de 2012.
  46. a b c Rodney S. Gomes, John J. Matese y Jack J. Lissauer (2006). «A distant planetary-mass solar companion may have produced distant detached objects» (en inglés). Icarus 184 (2):  pp. 589–601. doi:10.1016/j.icarus.2006.05.026. Bibcode2006Icar..184..589G. 
  47. P. S. Lykawka and T. Mukai (2008). «An Outer Planet Beyond Pluto and the Origin of the Trans-Neptunian Belt Architecture» (en inglés). Astronomical Journal 135 (4):  pp. 1161. doi:10.1088/0004-6256/135/4/1161. Bibcode2008AJ....135.1161L. 
  48. a b Megan Schwamb (2007) (en inglés, PDF). Searching for Sedna's Sisters: Exploring the inner Oort cloud. Cal Tech. http://www.astro.caltech.edu/~george/option/candex07/schwamb_report.pdf. 
  49. a b John J. Matese, Daniel P. Whitmire y Jack J. Lissauer (2006). «A Widebinary Solar Companion as a Possible Origin of Sedna-like Objects» (en inglés). Earth, Moon, and Planets 97 (3–4):  pp. 459–470. doi:10.1007/s11038-006-9078-6. Bibcode2005EM&P...97..459M. http://www.springerlink.com/content/87v1p11t23832736/. 
  50. Staff (25 de abril de 2006). «Evidence Mounts For Companion Star To Our Sun» (en inglés). SpaceDaily. Archivado desde el original el 7 de enero de 2010. Consultado el 8 de julio de 2012.
  51. J. G. Hills (1984). «Dynamical constraints on the mass and perihelion distance of Nemesis and the stability of its orbit» (en inglés). Nature 311 (5987):  pp. 636–638. doi:10.1038/311636a0. Bibcode1984Natur.311..636H. 
  52. «= 1 Nemesis is a myth» (en inglés). Max Planck Institute (2011). Consultado el 8 de julio de 2012.
  53. Schwamb, Megan E; Brown, M. E; Rabinowitz, D. L.. «Constraints on the Distant Population in the Region of Sedna» (en inglés). Bulletin of the American Astronomical Society 40:  pp. 465. http://adsabs.harvard.edu/abs/2008DPS....40.3807S. Consultado el 3 de octubre de 2012. 
  54. a b Science Letter (15). «New Findings Reported from S.S. Sheppard and Co-Authors Describe Advances in Astronomy Research» (en inglés). NewsRX. http://www.highbeam.com/doc/1G1-272316548.html. Consultado el 22 de septiembre de 2012. [Consultado desde HighBeam Research Resumen divulgativo]. 
  55. a b c Schwamb, Megan E.; Brown, Michael E.; Rabinowitz, David L. (2009). «A Search for Distant Solar System Bodies in the Region of Sedna» (en inglés). The Astrophysical Journal Letters 694 (1):  pp. L45–L48. doi:10.1088/0004-637X/694/1/L45. Bibcode2009ApJ...694L..45S. 
  56. Sheppard, Scott S., A Southern Sky and Galactic Plane Survey for Bright Kuiper Belt Objects; A. Udalski, C. Trujillo, OGLE Team, M. Kubiak, G. Pietrzynski, R. Poleski, I. Soszynski, M. Szymanski, K. Ulaczyk (2011). (en inglés)Astronomical Journal 142 (4):  pp. 20-29. http://www.abstractsonline.com/Plan/ViewAbstract.aspx?sKey=91ea750d-febb-4140-90a7-18400852e1d2&cKey=9c001395-12e5-4f62-98a5-ef800e9505ac&mKey={D515DFC0-245C-4047-81CC-C221DC1A54C6}. Consultado el 23 de septiembre de 2012. 
  57. IAU: Minor Planet Center (2 de julio de 2008). «List of Centaurs and Scattered-Disk Objects» (en inglés). Central Bureau for Astronomical Telegrams, Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics. Consultado el 8 de julio de 2012.
  58. Gladman, Brett (2001). «Evidence for an Extended Scattered Disk?» (en inglés). Observatoire de la Cote d'Azur. Consultado el 8 de julio de 2012.
  59. «The Solar System Beyond The Planets». Solar System Update : Topical and Timely Reviews in Solar System Sciences (en inglés). Springer-Praxis Ed. 2006. ISBN 3-540-26056-0. 
  60. J. L. Elliot (2006). «The Deep Ecliptic Survey: A Search for Kuiper Belt Objects and Centaurs. II. Dynamical Classification, the Kuiper Belt Plane, and the Core Population» (en inglés). The Astronomical Journal 129 (2):  pp. 1117. doi:10.1086/427395. Bibcode2005AJ....129.1117E. 
  61. Michael E. Brown. «The Dwarf Planets» (en inglés). California Institute of Technology, Department of Geological Sciences. Archivado desde el original el 29 de febrero de 2008. Consultado el 8 de julio de 2012.
  62. «Solar System Exploration: Multimedia: Gallery» (en inglés). NASA. Consultado el 11 de agosto de 2012.
  63. «Solar System Exploration: Missions to Dwarf Planets» (en inglés). NASA. Consultado el 11 de agosto de 2012.


Enlaces externos[editar]