Éric Zemmour

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Éric Zemmour
Eric Zemmour.jpg
Éric Zemmour
Nacimiento 31 de agosto de 1958, 56 años
Flag of France.svg Francia, Montreuil-sous-Bois
Nacionalidad francés
Alma máter Instituto de Estudios Políticos de París
Ocupación periodista, político, escritor
Creencias religiosas judaísmo
Cónyuge Mylène Chichportich
[editar datos en Wikidata ]

Éric Zemmour nació el 31 de agosto de 1958 en Montreuil-sous-Bois (Seine-Saint-Denis, Francia). Es un periodista político francés, vinculado hoy al diario Le Figaro.


Vida[editar]

Hijo de judíos franceses de Argelia, sus padres se instalan en la metrópolis francesa tras la guerra de independencia de Argelia. Nacerá en la ciudad de Montreuil colindante con París, está casado con Mylène Chichportich. Tras obtener su diploma del Instituto de Estudios Políticos de París, intentó ingresar en la Escuela Nacional de Administración. Por aquel entonces empezó a colaborar en el periódico francés Le Quotidien de Paris, el cual estaba bajo la dirección de su fundador, Philippe Tesson. Cuando este periódico desaparece en el año 1994, se convierte en editor en InfoMatin (1994 -95). Asimismo contribuía en el Globe Hebdo, un poco antes de vincularse al diario Le Figaro en 1996 como periodista político. Desde Septiembre 2011 anima un programa semanal llamado Zemmour et Naulleau.

Es también el autor de los retratos de Jacques Chirac y Édouard Balladur y de ensayos políticos. En 2006 publicó Le Premier Sexe (El primer sexo).

De septiembre 2006 a junio 2011, aparece en el talk show de Laurent Ruquier, On n'est pas couché "No estamos acostado"del cual será expulsado tras una polémica que crea su intervención en un debate televisivo.[1]

Posiciones políticas[editar]

Eric Zemmour es un ferviente opositor del neoliberalismo europeo,[2] también se declara soberanista[3] y en contra del derecho de injerencia. Seran sus posicionamientos sociales los que más controversia crearán. Está contra la emigración no controlada y contra el derecho a casarse de los homosexuales. Se define a si mismo como reaccionario y en la derecha del expectro político, si bien considera que derecha e izquierda tienen una misma política económica.

Asimilación e islamismo[editar]

Se posiciona por un mayor control de la emigración, y totalmente opuesto al modelo anglosajón multiculturalista. Para Zemmour, los migrantes, deben adquirir los usos y costumbres del país en que se instalan.[4] En la misma línea de ideas, se opone al uso en el espacio público, de símbolos de apartenencia religiosa. Considera que el islamismo está rompiendo los valores republicanos.

Intervención militar en Libia[editar]

Consideró la intervención en Libia como una intervención neocolonial. Parafraseó al ex-ministro de asuntos exteriores francés Roland Dumas, argumentando que "nunca se ha visto los países pobres, intervenir en los asuntos de los países ricos".

Bodas gay[editar]

A la llegada de los socialistas al poder en 2012, se leva a las cortes francesas el proyecto de ley que instauraba el derech de boda para los homosexuales. El proyecto de ley creó una enorme conmoción en la sociedad, el periodista estuvo del lado de los opositores.[5] En la misma línea denuncia la teoría del género y su conversión en dogma en la educación francesa.

Antifeminismo[editar]

Éric Zemmour es el autor de un libro crítico con el feminismo imperante titulado Le Premier Sexe, donde declara que algunas corrientes feministas actuales quieren castrar a los hombres y defiende un modelo masculino que no se pliegue a los postulados de un movimiento que lo desprecia sistemáticamente, acusando al feminismo de tener consecuencias nefastas para la sociedad. Acusa a aquellos hombres que están en contra de lo que propugna (como Francis Huster) de hacer demagogia y de negar la historia de la sociedad francesa o los trabajos sobre la psicología de Sigmund Freud. Por el contrario, recibió buenas críticas por el coraje de sus opiniones por parte de algunos, como Franz-Olivier Giesbert.

El suicidio francés[editar]

La venta, en apenas dos meses, de 350.000 ejemplares de su último libro titulado El suicidio francés pone de actualidad sus ideas de Zemmour sobre la inmigración, la economía y el régimen colaboracionista del mariscal Pétain, lo que ha levantado polémica en Francia.[6] [7]

Analiza con enfoque apocalíptico la política practicada en Francia durante los 40 últimos años cuarenta años, que bajo su punto de vista destruyeron a Francia. Para el primer secretario del Partido Socialista Francés, Jean-Christophe Cambadélis, Zemmour es un preocupante reaccionario que da prioridad a la identidad francófona frente a la igualdad republicana.[8]

Zemmour considera como el colaboracionismo francés fue un mal necesario para salvar la vida de numerosos judíos franceses en detrimento de otros de origen extranjero. Por mostrar esta opinión ha sido criticado, argumentando no conocer la realidad de la época.

Critica a esta sociedad donde, bajo su punto de vista, el hombre ha renunciado a ser tal, por lo que feminiza a los hombres y que engaña a las mujeres.[9]

Obras[editar]

Ensayos[editar]

Novela[editar]

Referencias[editar]

  1. La LICRA va a denunciar a Éric Zemmour, le 16 Marzo 2010 en lemonde.fr
  2. "Tema recurrente en sus edioriales e intervenciones televisivas. Ejemplos:Ça se dispute, iTélé, septiembre 2007
  3. On n’est pas couché du 08/09/2007
  4. Fabrice Madouas, « Éric Zemmour : "La derecha ha perdido sus referencias" », Valeurs actuelles, 25 marzo 2010
  5. [http://www.jeanmarcmorandini.com/article-295340-eric-zemmour-denonce-le-lobby-gay-et-pourquoi-pas-marier-un-pere-et-sa-fille-ou-le-mariage-a-3.html « Éric Zemmour denuncia “el lobby gay” , jeanmarcmorandini.com, 8 noviembre 2012.
  6. El Manifiesto: NICOLÁS PAN-MONTOJO, Lo de Zemmour en Francia no es un fenómeno cultural sino social . Consulatdo el 21 de diciembre de 2014.
  7. ÉDITIONS ALBIN MICHEL Essais - Documents>Le Suicide français.
  8. NICOLÁS PAN-MONTOJO: Lo de Zemmour en Francia no es un fenómeno cultural sino social.
  9. NICOLÁS PAN-MONTOJO: Lo de Zemmour en Francia no es un fenómeno cultural sino social.