Ángeles custodios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ángel de la Guarda protegenos de todo mal.

Ángeles custodios, que también reciben los nombres de Virtudes y Ángeles de la Guarda, son aquellos ángeles que según la angelología cristiana tienen como misión ayudar al ser humano a acercarse a Dios, bajan a la tierra en forma de espíritu.

Los Ángeles custodios fueron descritos en el siglo IV o V por el teólogo y místico bizantino Pseudo Dionisio Areopagita, primer obispo ateniense que sufrió martirio bajo el emperador Domiciano), en su obra Las jerarquías celestes (De Coelesti hyerarchia), donde estableció el Orden Ángelico.

En la Biblia la palabra Ángel significa "Mensajero", un espíritu purísimo que está cerca de Dios para adorarlo, y cumplir sus órdenes y llevar sus mensajes a los seres humanos. Dios ha asignado a cada hombre un ángel para protegerle y facilitarle el camino de la salvación mientras está en este mundo. Afirma a este respecto San Jerónimo: “Grande es la dignidad de las almas cuando cada una de ellas, desde el momento de nacer, tiene un ángel destinado para su custodia”.


Ubicación en la Biblia[editar]

En el Nuevo Testamento es tan viva la creencia de que cada uno tiene un ángel custodio, que cuando San Pedro al ser sacado de la cárcel llega a llamar a la puerta de la casa donde están reunidos los discípulos de Jesús, ellos creen al principio, que no es Pedro en persona y exclaman: "Será su ángel" (Hechos 12, 15).

En el antiguo testamento se puede observar cómo Dios se sirve de sus ángeles para proteger a los hombres de la acción del demonio, para ayudar al justo o librarlo del peligro, como cuando Elías fue alimentado por un ángel (1 Reyes 19, 5.) En el nuevo testamento también se pueden observar muchos sucesos y ejemplos en los que se ve la misión de los ángeles: el mensaje a José para que huyera a Egipto, la liberación de Pedro en la cárcel, los ángeles que sirvieron a Jesús después de las tentaciones en el desierto.

.

Historia de la devoción a los Ángeles Custodios[editar]

En el año 800 se celebraba en Inglaterra una fiesta a los Ángeles de la Guarda y desde el año 1111 existe una oración muy famosa al Ángel de la Guarda. Dice así: "Ángel del Señor, que por orden de su piadosa providencia eres mi guardián, custodiame en este día (o en esta noche) ilumina mi entendimiento, dirige mis afectos, gobierna mis sentimientos, para que jamás ofenda a Dios Señor. Amén".

Existe un libro acerca de esta devoción en Barcelona con fecha de 1494. Y en el año 1608 el Sumo Pontífice extendió a toda la Iglesia universal la fiesta de los Ángeles Custodios y la colocó el día 2 de octubre.

Bibliografía[editar]

  • "Ángeles Custodios". Lucrecia Rego de Planas. Catholic.net.
  • "Fiesta de los Ángeles Custodios". Aciprensa.com
  • "Los Ángeles Guardianes. Compilación de José Gálvez Krüger. Director de la Revista de Humanidades “Studia Limensia”

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]