Álvaro Fernandes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Álvaro Fernandes (también António Fernandes) fue un explorador y navegante portugués del siglo XV, el primer europeo conocido que logró llegar a Guinea-Bissau en 1446.

Fue criado en la casa del Infante D. Henrique, y siendo todavía joven tuvo un importante papel en el descubrimiento de Guinea. Era el sobrino de João Gonçalves Zarco, que había redescubierto el archipiélago de Madeira al servicio del Infante D. Henrique (1418-20), llegando a ser después gobernador de Madeira y comandante de Funchal. Cuando partió en 1445 una expedición hacia el África occidental, su tío le confió una carabela en muy buen estado, en virtud de mandamientos particular, con el fin de que se dedicara al descubrimiento, la actividad más preciada por el príncipe Henrique, tan constantemente frustrada.

Como pionero, Fernandes superó a todos los servidores del príncipe en ese momento. Después de visitar la desembocadura del río Senegal, doblando el cabo Verde y deteniéndose en Gorea, continuó hasta el cabo de los Maestros, en algún lugar entre el cabo Verde y el río Gambia, el punto más austral alcanzado por entonces. En 1446 regresó y avanzó costeando mucho más hasta una bahía localizada a 110 leguas marítimas (entre 4,5 y 6,1 km dependiendo del marino de la época) al SSE del cabo Verde, tal vez en las cercanías de Conakry y de las islas de Los, un poco antes de Sierra Leona. Este logro no será superado hasta 1461, cuando fue avistada y nombrada a Sierra Leona. Una lesión, causada por una flecha envenenada, obligó a Fernandes a regresar a Portugal, donde fue recibido con honores y premios por el Infante D. Henrique y por D. Pedro, regente del reino y hermano de D. Henrique.

Ver Gomes Eanes de Azurara, Chronica de . - - Guine, caps. LXXV., lxxxvii.; João de Barros, Asia, Década I, Libro. i. caps. xiii. xiv.

Referencias[editar]