Harpagornis moorei

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Águila de Haast»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Águila de Haast
Rango temporal: 0,7 Ma-0,0014 Ma
Pleistoceno - Holoceno
Harpagornis moorei skull.jpg
Imagen del cráneo y recreación.
Estado de conservación
Status none EX.svg
Extinto desde c. 1400
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Accipitriformes
Familia: Accipitridae
Género: Harpagornis
Especie: H. moorei
Haast, 1872

El águila de Haast (Harpagornis moorei) es un género y especie extintos de águila que alguna vez habitó en la Isla Sur de Nueva Zelanda. Esta fue el águila de mayor tamaño que se conozca. Su presa principal eran las moas, gigantescas aves no voladores que eran incapaces de defenderse de la fuerza de choque y la velocidad de estas águilas, las cuales podían alcanzar una velocidad de 80 km/h. El gran tamaño del águila puede haber sido una respuesta evolutiva al tamaño de sus presas, ya que habría sido sustancialmente menor cuando arribó a la isla, para luego crecer sustancialmente a lo largo del tiempo debido a la carencia de competencia (véase gigantismo insular). El águila de Haast se extinguió por el año 1400 d.C., cuando su principal fuente alimenticia, las moas, fueron cazadas hasta la extinción por los maoríes y la mayor parte de su hábitat de bosques densos fue devastado.

Clasificación[editar]

Comparación de la garras del Harpagornis moorei con las de Hieraaetus morphnoides.

Los análisis de ADN han mostrado que esta rapaz estaba cercanamente relacionada con la mucho menor aguililla australiana así como la aguililla calzada (ambas especies fueron reclasificadas como pertenecientes al género Aquila[1] ) y no, como se pensó en principio, a la relativamente grande águila audaz.[2] Por lo tanto, Harpagornis moorei podría ser eventualmente reclasificada como Aquila moorei. H. moorei puede haber divergido de estas aguilillas en un período relativamente muy reciente, comprendido entre 700.000 a 1.8 millones de años. Su incremento de tamaño de diez a quince veces en este período es el mayor y más rápido incremento evolutivo de masa de cualquier vertebrado conocido. Esto fue posible en parte gracias a la presencia de grandes presas y la ausencia de competencia de otros grandes depredadores.

Etimología[editar]

El águila de Haast fue descrita originalmente por Julius von Haast en la década de 1870,[3] quien la denominó Harpagornis moorei en honor de George Henry Moore, el propietario de Glenmark Estate en donde se encontraron los huesos del ave. El nombre del género se deriva del griego "harpax", que significa 'arpeo', y "ornis", que significa 'ave'.

Descripción[editar]

Recreación artística del águila atacando a unos moas

Las águilas de Haast fueron las mayores rapaces conocidas, levemente mayores incluso que los más grandes buitres. Las águilas hembras son significativamente mayores que los machos. Muchos estimados sitúan a las águilas de Haast hembras en el rango de 10 a 15 kilogramos y a los machos en alrededor de 9 a 12 kilogramos.[4] Una comparación con las águilas actuales de la región de Australasia resultó en una masa estimada para los machos de águila de Haast de 11.5 kilogramos y de 14 kilogramos para las hembras.[5] Una fuente estimó que las mayores hembras pudieron haber llegado a pesar más de 16.5 kilogramos de masa.[6] Tenían una envergadura relativamente corta para su tamaño, midiendo aproximadamente 2.6 hasta más de 3 metros en algunos casos.[7] [8] Esta envergadura es similar a la de algunas águilas actuales (la envergadura reportada para los mayores especímenes del águila audaz, el águila real, el águila marcial y el pigargo gigante),[9] [10] y aunque los buitres del Viejo Mundo no alcanzaran su masa si habrían igualado o superado la envergadura promedio del águila. Sin embargo, incluso las mayores águilas vivas son cerca de un cuarenta por ciento menores en tamaño corporal comparadas con el águila de Haast.[9] [11]

Las alas cortas le pueden haber ayudado a las águilas de Haast a cazar en medio de los densos matorrales y bosques de Nueva Zelanda. El águila de Haast ha sido a veces retratada de manera incorrecta como si hubiera evolucionado hacia una condición no voladora, pero esto no es así; más bien representa un divergencia del tipo de vuelo por planeo de sus ancestros, desarrollando una mayor carga alar y alas más anchas.[12] Dos de las mayores águilas actuales, el águila harpía y el águila monera filipina también han reducido la longitud de sus alas para adaptarse a vivir en los bosques.[9]

Una mandíbula inferior del águila de Haast medía 11,4 centímetros de largo y el tarso en varios fósiles ha sido medido entre 22,7 a 24,9 centímetros.[13] En comparación, las águilas con mayores picos en la actualidad (el águila de las Filipinas y el pigargo gigante) alcanzan un poco más de 7 centímetros y su mayor medida del tarso (del águila filipina y del águila harpía de Nueva Guinea) se sitúan en un máximo de 14 centímetros.[11] [14] [15] Las garras del águila de Haast eran similares en longitud a las del águila harpía, con una longitud frontal-izquierda de 4,9 a 6,15 centímetros y una garra del hallux de posiblemente más de 11 centímetros.[16] Las fuertes patas y los enormes músculos de vuelo de estas águilas le pudieron haber permitido despegar con un salto inicial desde el suelo, a pesar de su gran peso. La cola era seguramente muy larga, de más de 50 centímetros en los especímenes hembra, y muy ancha. Esta característica pudo haber compensado la reducción en el área de las alas al proporcionar sustentación adicional.[4] Se estima la longitud corporal total en más de 1,4 metros en la hembras, con una altura en posición erguida de aproximadamente 90 centímetros o quizás levemente mayor.[16]

Las águilas de Haast depredaban a las grandes especies de aves no voladoras, incluyendo a las moas, las cuales llegaban a sobrepesar por más de quince veces el peso de la rapaz.[4] Se estima que atacaba a velocidades de más de 80 kilómetros por hora,[17] con frecuencia aferrándose a la pelvis de la presa con las garras de un pie y matándola con un golpe a la cabeza o el cuello con el otro pie. Su tamaño y peso indican que ejercía una fuerza corporal de golpe equivalente al de un bloque de cemento que cae desde lo alto de un edificio de ocho pisos.[18] Su gran pico también pudo haber sido usado para rasgar los órganos internos de su presa, causándole la muerte por pérdida de sangre. Dada la ausencia de otros grandes depredadores o carroñeros, un águila de Haast fácilmente pudo haber monopolizado el producto de la matanza de una presa grande por varios días.[19]

En el folclore maorí[editar]

Se ha creído que estas aves han sido descritas en muchas leyendas de la mitología maorí, bajo los nombres de Pouakai, Hokioi o Hakawai.[3] No obstante, se ha determinado que las leyendas sobre el "Hakawai" y el "Hokioi" se refieren a la chochita del género Coenocorypha – en particular a la extinta subespecie de la Isla Sur.[20] De acuerdo a un reporte dado por sir George Grey, uno de los primeros gobernadores de Nueva Zelanda, los Hokioi eran depredadores de colores blanco y negro con una cresta roja y puntas de las alas de color verdeamarillo. Por su parte, en algunas leyendas maoríes referidas al Pouakai éste mata humanos, comportamiento que los científicos creen que pudo haber sido posible si dicho ser se relaciona efectivamente con el águila extinta, dados su gran tamaño y fuerza.[3]

Extinción[editar]

Un modelo en exhibición en el Museo Te Papa de un águila de Haast atacando a una moa con sus grandes garras.

Los primeros pobladores humanos en Nueva Zelanda, los maoríes que arribaron alrededor del años 1280, cazaron intensivamente a las grandes aves no voladoras locales, incluyendo a todas las especies de moas, finalmente conduciéndolas a su extinción. La pérdida de sus presas naturales causó que igualmente el águila de Haast se extinguiera por el año 1400,[21] cuando sus fuentes de alimentos terminaron de agotarse.

Un conocido explorador, Charles Edward Douglas, afirmó en sus diarios que él tuvo un encuentro con dos rapaces de enorme tamaño en el valle del Río Landsborough (probablemente durante la década de 1870), y que él le disparó y se alimentó con estas.[22] Estas aves pudieron haber sido un último reducto de la especie, pero algunos sostienen que no podía haber presas apropiadas como para sostener una población de águilas de Haast por cerca de quinientos años anteriores a la fecha de este registro, y la tradición de los maoríes del siglo XIX tenía muy en claro que el pouakai no era un ave vista en la memoria reciente. Aún así, las observaciones de Douglas sobre la vida salvaje son generalmente dignas de confianza; una explicación más probable, tomando en cuenta que la supuesta envergadura de tres metros dada por Douglas es seguramente solo una estimación burda, es que las aves en cuestión fueran aguiluchos de Eyles. Este fue el mayor de los aguiluchos (del tamaño de un águila pequeña) y un depredador menos especializado, y aunque se asume que se extinguió en tiempos prehistóricos, sus hábitos dietarios lo hacen un candidato más probable como superviviente hasta la era moderna.

Hasta la reciente colonización humana que introdujo a los roedores y a los gatos, los únicos mamíferos presentes en las islas de Nueva Zelanda eran tres especies de murciélagos, uno de los cuales se ha extinto recientemente. Libres de la competencia de los mamíferos, las aves ocuparon o dominaron todos los principales nichos ecológicos en la ecología de Nueva Zelanda gracias a que no había amenazas a sus puestas de huevos y crías por acción de depredadores mamíferos pequeños. Las moas eran pastadores y ramoneadores, funcionalmente similares a los ciervos o bóvidos de otras partes del mundo, mientras que las águilas de Haast llenaron el mismo nicho de los superdepredadores mamíferos tales como los tigres o leones.

En el arte[editar]

Se puede observar un trabajo artístico representando al águila de Haast en OceanaGold's Heritage & Art Park en Macraes, Otago, Nueva Zelanda. La escultura, con un peso aproximado de 750 kilogramos y midiendo de 7.5 metros de alto, con una envergadura de 11.5 metros está construido con tubos y láminas de acero inoxidable y fue diseñado y construido por Mark Hill, un escultor de Arrowtown, Nueva Zelanda.[23]

En la cultura popular[editar]

El águila de Haast fue representada en el documental de la BBC Monsters We Met en su tercer episodio, titulado "The End of Eden" (el fin del Edén). Fue mostrado por medio de la filmación alterada de un águila harpía, una de las pocas aves vivas que se le aproxima en tamaño y forma. Se le muestra bien cazando moas, como también cazando a los primeros probladores humanos de Nueva Zelanda, ya que estos se parecen vagamente a sus presas normales.[24]

Referencias[editar]

  1. Lerner, H. R. L. (2005). «Phylogeny of eagles, Old World vultures, and other Accipitridae based on nuclear and mitochondrial DNA». Molecular Phylogenetics and Evolution 37 (2):  pp. 327–346. doi:10.1016/j.ympev.2005.04.010. PMID 15925523. http://www-personal.umich.edu/~hlerner/LernerMindell2005Proofs.pdf. 
  2. Bunce, M. (2005). «Ancient DNA Provides New Insights into the Evolutionary History of New Zealand's Extinct Giant Eagle». PLoS Biology 3 (1):  pp. e9. doi:10.1371/journal.pbio.0030009. PMID 15660162. 
  3. a b c Rodgers, Paul (14 de septiembre de 2009). «Maori legend of man-eating bird is true». The Independent. Consultado el 14 de septiembre de 2009.
  4. a b c Brathwaite, D. H. (12 1992). «Notes on the weight, flying ability, habitat, and prey of Haast's Eagle (Harpagornis moorei)». Notornis 39 (4):  pp. 239–247. http://notornis.osnz.org.nz/system/files/Notornis_39_4_239.pdf. «Ornithology of the Southern Pacific». 
  5. Braithwaite, D.H.. «Notes on the weight, flying ability, habitat, and prey of Haast's eagle (Harpagornis moorei)» (PDF). Notornis, journal of the Ornithological Society of New Zealand (Inc.). Consultado el 28 de marzo de 2013.
  6. Worthy, T. & Holdaway, R., The Lost World of the Moa: Prehistoric Life of New Zealand. Indiana University Press (2003), ISBN 978-0253340344
  7. Maas, P.. «Recently Extinct Animals - Species Info - Haast's Eagle». The Sixth Extinction. Consultado el 19 de abril de 2013.
  8. «Haast's Eagle». Paleobiology and Biodiversity Research Group. Consultado el 19 de abril de 2013.
  9. a b c Wood, Gerald (1983). The Guinness Book of Animal Facts and Feats. ISBN 978-0-85112-235-9. 
  10. Eagles, Hawks and Falcons of the World by Leslie Brown & Dean Amadon. The Wellfleet Press (1986), ISBN 978-1555214722.
  11. a b Ferguson-Lees, J.; Christie, D. (2001). Raptors of the World. London: Christopher Helm. ISBN 0-7136-8026-1. 
  12. Haast’s eagle, New Zealand giant eagle, BBC. Retrieved 27 October 2010.
  13. Hamilton, A. 1888. On Avian Remains in Southland. Transactions, The New Zealand Institute.
  14. Ladyguin, Alexander (2000). The morphology of the bill apparatus in the Steller’s Sea Eagle. First Symposium on Steller’s and White-tailed Sea Eagles in East Asia pp. 1–10; Ueta, M. & McGrady, M.J. (eds.) Wild Bird Society of Japan
  15. Blas R. Tabaranza Jr.. «Haribon – Ha ring mga Ibon, King of Birds». Haring Ibon’s Flight…. Consultado el 2013.
  16. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Worthy
  17. Paul Rodgers. Maori legend of man-eating bird is true, Independent.ie, 14 September 2009. Retrieved 27 October 2010.
  18. Kennedy Warne. Hotspot: New Zealand, National Geographic Magazine, October 2002. Retrieved 27 October 2010.
  19. Giant eagle (Aquila moorei), Haast’s eagle, or Pouakai. Museum of New Zealand: Te Papa Tongarewa. Retrieved 27 October 2010.
  20. Miskelly, C. M. (1987). «The identity of the hakawai». Notornis 34 (2):  pp. 95–116. http://notornis.osnz.org.nz/system/files/Notornis_34_2.pdf. 
  21. Tennyson, A.; Martinson, P. (2006). Extinct Birds of New Zealand. Wellington, New Zealand: Te Papa Press. ISBN 978-0-909010-21-8. 
  22. Worthy, T. H.; R. N. Holdaway (2002). The lost world of the Moa: Prehistoric Life of New Zealand. Bloomington: Indiana University Press. ISBN 0-253-34034-9. 
  23. «Giant art sculptures pop up in Otago». New Zealand: 3 News (20 de diciembre de 2008). «Lifestyle - Video On Demand». text version
  24. Monsters We Met

Ver también[editar]

Enlaces externos[editar]