Águila

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El águila real es el símbolo nacional de México.

Águila es el nombre dado a las mayores aves depredadoras. Las diversas especies y subespecies de águilas pueden encontrarse en casi cualquier parte del mundo excepto en la Antártida. Son miembros de las aves de presa, del orden de Accipitriformes,[1] (o Falconiformes acorde a una clasificación anterior),[2] familia Accipitridae, subfamilia Buteoninae. Pertenecen a varios géneros, los cuales están sujetos a una reclasificación más adecuada puesto que los expertos no llegan a una opinión consensuada. Las águilas se caracterizan principalmente por su gran tamaño, constitución robusta, cabeza y pico pesados.

Como todas las aves de presa, las águilas poseen un pico grande, poderoso y puntiagudo para desprender la carne de su presa. Cuentan también con tarsos y garras poderosas. Llama también la atención la fuerza de las águilas, que les posibilita alzar en vuelo a presas mucho más pesadas que ellas. Además poseen una vista extremadamente aguda que les permite visualizar potenciales presas a distancia, por ejemplo el águila real posee dos puntos focales en sus ojos, uno para mirar de frente y otro para localizar la mirada hacia los costados escudriñando a la distancia.

Las águilas han sido utilizadas por muchos pueblos como símbolo nacional y especialmente símbolo imperial, mostrando tanto poderío como belleza. Del Imperio romano es que, en general, otros estados han tomado la forma más usual del emblema con un águila; el Imperio bizantino aportó el símbolo del águila bicéfala.

El águila era sinónimo de poder para muchos pueblos antiguos como los Mochica del antiguo Perú, mayas y aztecas.

El águila como símbolo[editar]

Águila bicéfala como emblema del emperador Carlos I de España

El águila ha constituido el símbolo de la majestad y de la victoria a lo largo de la historia.

En el lenguage hieroglífico designaba las ciudades de Heliópolis, Emeso, Antioquía y Tiro. Los persas y los epirenses la tomaron los primeros por insignia militar y posteriormente fue el emblema de la república romana y de los emperadores de Oriente y de Occidente. El águila era una figura que se ponía como atributo en los capiteles de los templos de Júpiter.[3]

Heráldica[editar]

El águila es una figura heráldica natural femenina empleada desde las no cruzadas


Resultante del águila romana, restituida por Carlomagno, deviene el símbolo del imperio y gana una segunda cabeza al momento de la fusión entre el Imperio de Oriente y el Imperio de Occidente.

La concurrencia con el león es bastante significativa, y se puede usar para marcar supremacía: ella puede reinar las mismas zonas que el león, mientras que el último no tiene ningún poder en los aires, que se vuelve automáticamente un mundo superior.

El águila bicéfala es un símbolo presente en la iconografía y heráldica de varias culturas indo-europeas y mesoamericanas. En Europa, procede del águila bicéfala hitita, llegando a la Edad Media occidental a través de Bizancio.

El águila de San Juan, como símbolo del evangelista, se convierte en heráldica en una parte importante de algunos blasones. No debe confundirse con el águila imperial que aparece en otros muchos como los de los Austrias españoles o los zares de Rusia que derivan del escudo de los emperadores bizantinos. El más conocido de los diseños del Águila de San Juan es el que incorporó Isabel la Católica como soporte al escudo de los Reyes Católicos.

Símbolo romano[editar]

Denario de Marco Antonio con el símbolo del águila

El águila también figuraba como símbolo patrio de las legiones romanas. En el segundo consulado de Cayo Mario (104 a. C.) los símbolos de animales cuadrúpedos se dejaron de lado como estandartes, conservándose sólo el águila (Aquila). Estaba hecha de plata o bronce, con alas extendidas, pero probablemente era de tamaño pequeño, puesto que el portador del estandarte (signifer) bajo Julio César se dice que en circunstancias de peligro arrancaba el águila de su poste y la ocultaba entre los pliegues de su faja.

Con los emperadores posteriores el águila se llevaba, como ha ocurrido durante muchos siglos, con la legión, llamándose por ello a veces la legión simplemente aquila.

Alquimia[editar]

En alquimia, el águila tiene el siguiente significado:

  • Águila blanca: mercurio dulce.
  • Águila negra: espíritu de cadmia venenosa o cobalto que se supone ser materia del mercurio filosófico
  • Águila celeste: especie de panacea o remedio contra todos los males. Es una preparación de mercurio reducido a esencia.
  • Águila de Venus: azafrán compuesto de cardenillo por medio de un fuego de reverbero al cual se añade sal amoníaco algunas veces sublimado.
  • Águila volante: mercurio sublimado.
  • Águila dilatada: sal amoniaco sublimado.
  • Águila devorando al león: volatilización del fijo por lo volátil o del azufre por el mercurio de los sabios.[3]

Numismática[editar]

El águila es una representación habitual de las monedas y es signo de la divinidad o del imperio.

Véase también[editar]

Águila calva, símbolo nacional de Estados Unidos
Águila mochica, Museo Larco, Lima (Perú)
Águila (Geranoaetus melanoleucus) domesticada

También reciben el nombre de águilas las siguientes especies:

Referencias[editar]

  1. Clements, J.F.; T.S. Schulenberg, M.J. Iliff, B.L. Sullivan, & C.L. Wood (2010). «The Clements Checklist of Birds of the World, Version 6.5» (xls). Cornell University Press. Consultado el 12 de junio de 2011.
  2. Clements, J. F. (2007). The Clements Checklist of Birds of the World, 6th Edition. Cornell University Press. Downloadable from Cornell Lab of Ornithology
  3. a b Diccionario nacional o Gran Diccionario clásico de la lengua española, Ramón Joaquín Jiménez, 1840

Enlaces externos[editar]